Mazda MX-5 Spyder y Speedster. Incrementando el placer de conducir
PESA SÓLO 943 KILOS

Mazda MX-5 Spyder y Speedster. Incrementando el placer de conducir

En el desarrollo de la cuarta generación del Mazda MX-5, sus ingenieros tuvieron dos premisas siempre presentes: ligereza y diversión al volante. Pero estos dos concept presentados en el SEMA van un paso más allá.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

3 de Noviembre 2015 11:46

Comparte este artículo: 1 0

Todos conocemos ya la nueva generación del Mazda MX-5, el roadster más famoso y más vendido en todo el mundo. Durante su desarrollo, los ingenieros de Mazda se inspiraron en el modelo original, aquel que apareció hace más de 25 años, y llevaron a la máxima expresión el placer de conducir y también la ligereza. Ambas premisas se cumplen a la perfección en este singular roadster que tienes disponible en los concesionarios españoles con un precio de partida de 23.000 euros y un solvente y prestacional motor 1.5 Skyactiv-G con 131 CV de potencia, sin duda la mecánica ideal para mover sus escasos 975 kilos en vacío.

Podrían ser una realidad

Ahora bien, Mazda quiere incrementar el placer de conducción de su nuevo MX-5 y explora nuevos caminos con los radicales Mazda MX-5 Cup, versiones ideadas para ser utilizadas de forma exclusiva en competición. Y por si todo ello fuera poco, en el SEMA de Las Vegas ha presentado estos dos nuevos prototipos que llevan un paso más allá la ligereza y el placer de conducción.

Comenzamos con los Mazda MX-5 Spyder, una versión pintada en un llamativo color plateado que contrasta con un nuevo kit aerodinámico que es de fibra de carbono. Luce nuevos adhesivos exteriores, singulares luces adicionales en la parrilla frontal... Y también una ligera capota de lona que desde Mazda denominan "bikini". Se pone y quita de forma manual, y es más sencilla y ligera que la que utilizan actualmente los Mazda MX-5 pues entre otras cosas carece de luna posterior (es realmente semejante a la que utilizan los Porsche Boxster Speedster). En otras palabras, está creada para ser utilizada de forma ocasional. Su habitáculo se tapiza de forma integra con cuero natural de color marrón.

Bajo su capó delantero se esconde el motor 2.0 Skyactiv-G con una potencia de 160 CV. Tampoco faltan unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos Yokohama, frenos delanteros Brembo con pinzas de cuatro pistones... Así, arroja un peso de sólo 1.043 kilos de peso.

Casi de competición

La otra creación de Mazda recibe el nombre de Mazda MX-5 Speedster, con el que van más allá en materia de ligereza y diversión al volante. Es por ello que esta versión carece de luna delantera y en su lugar hay un pequeño deflector que reduce drásticamente su peso, aunque nos obligará a utilizarlo con un casco integral para resguardarnos del viento. Si a ello sumamos unas puertas fabricadas en fibra de carbono, además de unos deportivos asientos en este mismo material, no es de extrañar que este Speedster pese tan sólo 943 kilos, lo que combinado con los 160 CV que produce su propulsor 2.0 Skyactiv-G hace que brille con una relación peso/potencia de sólo 5,9 kg/CV.

Mazda también lo equipa con unas ligeras llantas RAYS 57 de 16 pulgadas y neumáticos Kumho, un potente equipo de frenos Brembo o una suspensión de competición firmada por KW con amortiguadores coilover y 30 milímetros más cercano del asfalto.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon