martes, 29 noviembre 2022

Los Volvo más deportivos serán Polestar

Si BMW tiene la división M; Mercedes cuenta con AMG o Audi con Audi Sport, en Volvo no querían quedarse atrás en su lucha con las marcas premium. Y aunque desde hace años la marca sueca ya trabajaba estrechamente con Polestar, una empresa sueca centrada en coches de alto rendimiento, ahora Volvo da un paso más y compra el cien por cien de esta empresa.

De esta forma, Polestar será el 'apellido' que lleven las variantes más deportivas de la gama Volvo. Y no sólo eso, porque el objetivo es aprovechar esta unión para seguir creciendo. Por ejemplo, la idea es que las 750 unidades que está previsto se vendan este año de los S60 y V60 pasen a medio plazo a ser entre 1.000 y 1.500 unidades. Y no sólo a través de la implementación de kits Polestar que se puedan incorporar en los modelos del fabricante sueco, tal como se hace hasta ahora. 

Porque el objetivo es que esta división deportiva aproveche los conocimientos tanto de Volvo como de Polestar para crear una gama de modelos de alto rendimiento que ofrezcan también una experiencia de conducción absolutamente deportiva. No en vano, desde 1996 Volvo y Polestar Performance colaboran en competiciones automovilísticas. 

Aprovechar la tecnología Twin Engine

Posiblemente la primera tecnología en desarrollarse será avanzar en los sistemas Twin Engine que Volvo ha desarrollado. La firma sueca, que es líder en tecnología de electrificación de vehículos, cuenta con algunos de los motores híbridos más potentes y a la vez ecológicos. Esos motores Twin Engine se han estrenado en el XC90, donde ofrece una potencia combinada de 400 caballos y la posibilidad de recorrer 40 kilómetros en modo eléctrico.

Se abre, con estas características, un enorme abanico de posibilidades para crear coches no sólo deportivos sino que también cuiden el medio ambiente; una de las prioridades del fabricante sueco, como ya demuestran modelos como el V60 Plug in Hybrid, que combina elevadas prestaciones gracias a sus 215 caballos, con un consumo medio de sólo 1,8 l/100 km. 

De momento, mientras llegan las variantes Volvo Polestar, la oferta de modelos que combinan ambas marcas, siguen sucediéndose, como el reciente Volvo V40 Carbon Edition, que en serie limitada a 343 unidades, lanzó la marca sueca hace unas semanas.