lunes, 28 noviembre 2022

Líquido refrigerante: así es, para qué sirve y cada cuanto tiempo tienes que cambiarlos

¿Qué sería de nosotros sin el líquido refrigerante del coche? Se trata de uno de los fluidos que no pueden faltar en tu vehículo. Basado en etilenglicol, ofrece un amplio rango de temperatura, que va desde los -30ºC hasta los 140ºC. De esta manera, regula el circuito térmico del motor a una temperatura estable y óptima para su funcionamiento.

Su función principal es absorber el calor del motor para evitar que se produzca su sobrecalentamiento. Por contra, en invierno aguanta muy bajas temperaturas y evita que se congelen algunas piezas. Asimismo, actúa como lubricante, limpia y protege de la oxidación a las piezas del sistema refrigerante del coche gracias a sus propiedades anticorrosivas. ¿Pero cuál es el mejor si aún no nos hemos decidido por uno?

¿Cómo y cada cuanto se cambia el líquido refrigerante del coche?

Atención. Lo primero que debes saber es que jamás tienes que mezclar dos o más líquidos refrigerantes para el coche. Lo puedes pagar muy caro porque esto puede estropear completamente el coche. Y es que algunos anticongelantes pueden estar concentrados, por lo que es recomendable hacer una mezcla con agua al 50%. Insistimos en la importancia de realizar una revisión periódica de los diferentes líquidos del vehículo y, así, comprobar su estado.

Para echar el líquido anticongelante debes hacerlo cuando el motor esté frío, nunca caliente, porque si el motor está funcionando, el nivel del líquido refrigerante se colocará por encima de la marca máxima. Antes de cambiarlo, considera que es muy importante vaciar por completo los restos del antiguo líquido. Abre el vaso de llenado gradualmente y, si fuera necesario, ayudándote de un paño para que vaya haciendo la descompresión progresiva. Realmente es una acción bastante sencilla y que no te llevará mucho tiempo.

liquido refrigerante