jueves, 29 septiembre 2022

Líquido refrigerante: así es, para qué sirve y cada cuanto tiempo tienes que cambiarlos

¿Qué sería de nosotros sin el líquido refrigerante del coche? Se trata de uno de los fluidos que no pueden faltar en tu vehículo. Basado en etilenglicol, ofrece un amplio rango de temperatura, que va desde los -30ºC hasta los 140ºC. De esta manera, regula el circuito térmico del motor a una temperatura estable y óptima para su funcionamiento.

Su función principal es absorber el calor del motor para evitar que se produzca su sobrecalentamiento. Por contra, en invierno aguanta muy bajas temperaturas y evita que se congelen algunas piezas. Asimismo, actúa como lubricante, limpia y protege de la oxidación a las piezas del sistema refrigerante del coche gracias a sus propiedades anticorrosivas. ¿Pero cuál es el mejor si aún no nos hemos decidido por uno?

¿Qué líquido refrigerante hay que usar para el coche?

Existen dos tipos de líquido refrigerante: el orgánico y el inorgánico. Si tienes la posibilidad de meter a tu sistema refrigerante líquido refrigerante orgánico, te va a durar muchísimo más. No utiliza silicatos, que es el componente que hace que con el tiempo el líquido refrigerante se degrade. En su lugar, usa aditivos de protección más versátiles y duraderos que, al ser biodegradables, son menos dañinos para el medioambiente. Además, cuenta con una temperatura de congelación más alta.

A pesar de conocer ahora esta información, no te limites a usar el que quieras según tu criterio. Aquí manda el propio manual del motor, donde te indica cuál es el líquido refrigerante que más le conviene. ¡Ah! Y de paso. seguir leyendo nuestras recomendaciones.

¿Sabes las diferencias que hay entre líquido anticongelante y líquido refrigerante?