Lexus LZ-F Concept. El primero de la nueva era
Eléctrico con 600 km de autonomía

Lexus LZ-F Concept. El primero de la nueva era

Lexus entra de lleno en la era de la electrificación. Y lo hace mostrando este concept LF-Z, con innovadores soluciones y tecnologías que quiere ser la avanzadilla de una ofensiva de 20 nuevos modelos hasta 2025.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

30 de Marzo 2021 12:00

Comparte este artículo: 0 0

El LZ-F de Lexus es la forma que tiene la marca japonesa de mostrar que abre un nuevo capítulo en su historia. Un capítulo en el que el hilo conductor va a ser la electrificación y en el que se van a sentar las bases de un ambicioso desarrollo de la marca japonesa. Porque Lexus, aprovechando la presentación del nuevo concept ha anunciado el lanzamiento de 20 modelos electrificados -incluyendo nuevos modelos y renovaciones- hasta 2025. Incluyendo dos nuevos modelos ya este año 2021.

Un aluvión en el que no solo veremos modelos totalmente eléctricos para ampliar la familia iniciada con el UX 300e. También habrá alternativas con tecnología híbrida enchufable y, por supuesto versiones híbridas autorrecargables, la seña de identidad de la marca. Pero no solo en las tecnologías de propulsión estará la novedad, porque Lexus también explorará nuevas modelos y carrocerias. Reforzará su gama de berlinas y crossover, pero también buscará distinguirse con nuevos tipos de vehículos, como deportivos, turismos pensados para chóferes... Y todo tipo de alternativas en las que Lexus pueda dejar su impronta.

Estrena plataforma eléctrica

Una impronta marcada por la tecnología y por un diseño distintivo; como anuncia este Lexus LF-Z que estrena una plataforma específica para vehículos eléctricos con la que busca un rendimiento dinámico superior gracias a la ubicación ideal de la batería y el motor eléctrico. A eso se suma la tecnología de tracción total DIRECT4 para conseguir un rendimiento dinámico a la altura de lo que se espera de un Lexus. Además, el nuevo concept anuncia rasgos que tendrán los futuros modelos de la marca japonesa.

La nueva plataforma va a ser clave para conseguir eso que la marca llama Lexus Driving Signature -que podriamos definir como el ADN del comportamiento dinámico de Lexus-. Con la construcción específica de esta plataforma se consiguen unas características ideales de inercia gracias a la ubicación óptima de la batería y el motor eléctrico. La batería va ubicada bajo el suelo, con lo que se garantiza la mayor rigidez y se consigue una rebaja en el centro de gravedad que ayuda a absorber el ruido y las vibraciones de la carretera, además de mejorar el nivel de silencio y confort de marcha.

También cuenta con un nuevo sistema de tracción total DIRECT4 para controlar de forma libre e independiente la fuerza de propulsión del motor eléctrico de par elevado entre las cuatro ruedas. De manera automática la tracción puede ser delantera, trasera o total según las circunstancias de la conducción. Un sistema que responde al uso del acelerador y el volante para ofrecer la mejor aceleración y la mayor estabilidad en las curvas.

Dispone de un sistema de dirección por cable, sin conexión mecánica con el eje de la dirección, lo que mejora la relación entre el funcionamiento de la dirección y la fuerza de tracción; así el coche puede girar con un menor ángulo de la dirección en respuesta a las condiciones de la conducción. Más precisión para el conductor y mayor confort, pues el sistema filtra las vibraciones no deseadas procedentes del pavimento, pero sin perder el tacto de conducción.

600 kilómetros de autonomía

Las características técnicas van a ser de primer orden. Con una potencia máxima de 400 kW, un par de 700 Nm, alcanzará los 200 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3 segundos y una autonomía WLTP de 600 kilómetros. Datos sobresalientes para un modelo con 4,88 metros de longitud, 1,96 de anchura y 1,60 de altura que pesa 2.100 kilos.

La plataforma nueva también permite una organización del espacio interior diferente. El habitáculo destaca por su carácter abierto y minimalista, con un diseño de cabina Tazuna a medida de las cualidades específicas de la conducción eléctrica. Se basa en esa filosofía centrada en las personas que ha sido eje central para Lexus durante toda la historia de la marca. Además, utiliza la inteligencia artificial para conocer las preferencias del conductor y así hacer sugerencias útiles, como detalles acerca de la ruta e información sobre el destino.

En este interior destacan las pantallas de información al conductor, como el visor frontal con realidad aumentada -AR-, la pantalla táctil multimedia con indicadores, y otros elementos que se encuentran englobadas en un único módulo. Y el control de los sistemas de conducción se hace a través del volante, que es donde están agrupados.

El diseño del nuevo LF-Z adelanta cómo evolucionarán los futuros modelos de la firma japonesa. Se ve en estos rasgos de crossover coupé donde llaman la atención las llantas de gran tamaño ubicadas muy cerca de los extremos del vehículo. También es nuevo el frontal donde la clásica forma de flecha de doble punta Lexus evoluciona, para crear una nueva "carrocería de doble punta". En la parte posterior, el diseño horizontal nítido y sencillo combina con los grupos ópticos traseros horizontales. Ahí incorporan un nuevo logotipo de Lexus.

Y si el diseño evoluciona, en lo tecnológico se anuncia revolución, con un sistema de inteligencia artificial que aprende de las preferencias del conductor. Este se puede comunicar con el sistema a través de la voz, lo que facilita la conducción. Una interactividad entre la IA y el conductor, que mejora la experiencia al volante. Hay otras novedades, como la llave digital que permite dar la opción de acceder al vehículo a familiares o amigos sin compartir una llave física. Y mediante el smartphone se controlan funciones como el bloqueo y desbloqueo de puertas.

Estas cuentan con un sistema electrónico que al acercarse el conductor al coche con la llave hace emerger automáticamente el tirador retráctil. Y para salir del vehículo, se puede abrir la puerta pulsando el botón de apertura. Para que esta salida sea segura, el coche, a través de unos sensores, vigila el espacio circundante y avisa si se aproxima otro vehículo o un ciclista.

Detalles como un techo panorámico con cristal electrocromático que incorpora funciones de privacidad e iluminación y permite reflejar el cielo nocturno, los asientos traseros con funciones de masaje y reclinación o el equipo de sonido Mark Levinson de nueva generación contribuyen a generar una atmósfera de máximo confort.

Es la nueva era de Lexus, aunque en esto del confort, el lujo o la distinción, las cosas no hayan cambiado desde la fundación de la marca. Y no parece que lo vayan a hacer en el futuro.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon