jueves, 29 septiembre 2022

La Unión Europea abre la puerta a los coches de gasolina más allá de 2035

Dentro de su cruzada particular contra los motores de combustión la Unión Europea suele dar una de cal y una de arena a los conductores. En este caso la de arena llega de la mano de la confirmación a la prohibición a la venta de los vehículos de gasolina y diésel en 2035, los conocidos como vehículos de combustión o con motor térmico. En paralelo, la de cal es que acaba de anunciar que la UE permite la venta de motores de gasolina y diésel tradicionales más allá de 2035. Aunque siempre que utilicen exclusivamente combustibles sintéticos naturales cero emisiones y con una huella de carbono neutra.

Sólo apto para vehículos de lujo

Desde luego se abre la puerta a una alternativa de consecuencias difícilmente valorables, pues hasta el momento la UE sólo admitía el uso de la electricidad o su variante el hidrógeno más allá de 2035.

Lo que desde la Unión europea no ven tan seguro es que la industria de los combustibles artificiales sea capaz de desarrollarlos a un precio mínimamente competitivos, pues hay que tener en cuenta el posterior transporte de los mismos. En este caso los que salen de la factoría de Chile apadrinada por Porsche llegan hasta Europa en grandes barcos que consumen abundante combustible tradicional.

Porsche clasicos Motor16

De hecho la Unión Europea enfoca el uso de este tipo de efuels hacia coches caros y en muchos casos clásicos, coches de gama alta con motores de grandes cilindradas y en manos de millonarios dispuestos a pagar lo que haga falta por este tipo de combustible. De ahí que grandes marcas de lujo como Ferrari, Porsche, Lamborghini … ven en esta alternativa un vía de escape natural para evitar la electrificacíón. Pues la UE permite por fin la venta de motores de gasolina mas allá de 2035