martes, 27 septiembre 2022

Jeep Grand Commander. Se pone al día en China

El nombre de Commander parece estar muy de actualidad, sobre todo si lo combinamos con el de la firma americana Jeep. Y es que si hace unos días se daba a conocer el nuevo Jeep Commander, el cual será exclusivo para Sudamérica, ahora nos presentan en el Salón de Gengdu este nuevo Jeep Grand Commander, que solo se vende en China desde el año 2018 gracias a la colaboración con el fabricante local GAC.

Nuevo nuevo no es que sea, pues en realidad se trata de una actualización al completo que comienza con el apartado estético, donde se aprecia un frontal completamente nuevo, como sucede con su parrilla delantera, que mantiene las típicas siete aberturas de toda la vida. Paragolpes también lucen un diseño más actual, llegan nuevas llantas (tienen 18 pulgadas en los PHEV y 19 pulgadas en el resto con neumáticos 235/60 R18 y 235/55 R19 respectivamente), pilotos posteriores con tecnología Full LED e inspirados en el Jeep Grand Wagoneer, tubos de escape decorativos…

Mide 4,90 metros de largo

Sin embargo, las dimensiones exteriores se mantienen muy parejas a las que ya se conocían, pues hablamos de un SUV que mide 4,90 metros de longitud (4,77 metros tiene el recién estrenado Commander), 1,90 metros de ancho y 1,75 metros de alto.

Motor16

Gracias a estas proporciones y a una distancia entre ejes de 2.800 milímetros, este Grand Commander presume de ofrecer un interior con siete asientos. Si bien, el aforo se limita a cinco ocupantes en el caso de los híbridos enchufables por la llegada de la batería, en los que además el maletero oscila entre 477 y 1.564 litros debido a esta razón.

Los diseñadores también han trabajado ligeramente en este interior, donde hay nuevos materiales, molduras decorativas… Si bien, continúa ofreciendo un cuadro de instrumentos analógico, así como una pantalla central para el sistema Uconnect, con 8,4 pulgadas.

Gasolina o híbrido enchufable

La actualización del Jeep Grand Commander se decanta por un motor 2.0 Turbo de gasolina, el cual genera 234 CV de potencia y 350 Nm de par motor en las unidades equipadas con tracción delantera, pues los que apuestan por el sistema de tracción a las cuatro ruedas ven como su potencia escala hasta los 265 CV y 400 Nm. Eso sí, ambos se decantan por una transmisión automática que tiene 9 velocidades.

La versión híbrida enchufable esconde la mencionada batería de iones de litio con 13 kWh de capacidad, la cual le permite recorrer hasta 70 kilómetros en modo eléctrico y gracias también a dos motores que erogan 89 y 66 kW (120 y 90 CV), además de 315 y 117 Nm. Estos se acompañan además de otro 2.0 Turbo de gasolina, el cual proporciona 230 CV de potencia y 311 Nm de par motor. El resultado es un eficiente modelo que firma en China un consumo medio de 1,6 l/100 km y que puede recorrer hasta 900 kilómetros sin parar a repostar.

Hay cuatro versiones con mecánica térmica para elegir, que tienen precios que oscilan entre los 239.800 yuanes (31.430 euros) de la versión 2.0 Turbo FWD de acceso y los 329.800 yuanes (43.230 euros) del 2.0 Turbo AWD más equipado. Y quien apueste por el híbrido enchufable que sepa que solo hay disponible un único acabado con un precio de 309.800 yuanes (40.600 euros).