lunes, 4 julio 2022

La tierna historia de Mihai y el Dacia 1300 de su padre que ha restaurado con sus propias manos

El Dacia 1300 era en los años 70 y los 80 el verdadero coche del pueblo en Rumanía que permitió motorizar a uno de los países más pobres de Europa. Hoy se ha convertido en pieza de coleccionista, como la unidad del Dacia 1300 de Mihai, que anteriormente perteneció a su padre y ahora ha sido completamente restaurado.

Dacia no es lo que era

La marca Dacia que conocemos hoy en día tiene poco o más bien nada que ver con lo que era Dacia antes de su compra por Renault en 1999.

En aquel país extremadamente pobre, en la década de los 70 y los 80 el VW Beetle no existía y allí tenían su propio coche del pueblo: el Dacia 1300.

Hoy en día es objeto de amantes del automóvil y restauradores en general que quieren recuperar buena parte de la historia automovilística del país a través de modelos como éste.

Así es el Dacia 1300 de Mihai

Como nos indica Mihai, que trabaja actualmente en Renault y que se declara enamorado de la firma y del modelo, “cada rumano tiene una historia personal con el Dacia 1300. Por las calles es un verdadero imán para las miradas”.

Dacia 1300
El Dacia 1300 de Mihai

Según Mihai fue el modelo de la colectivización del país. El verdadero coche de las familias que podían permitírselo y forma parte de la memoria de casi todos los rumanos. En casi todas las casas hubo uno. Fue también muy conocido por el ser el taxi oficial del país homologado en aquel momento. En boca de Mihai: “un vehículo robusto, sencillo y confortable, con todas las cualidades que forman el ADN de la firma”.