Hispano Suiza. 117 años de exclusividad
DESCUBRIENDO LA HISTORIA

Hispano Suiza. 117 años de exclusividad

La empresa fue fundada aquel 14 de junio de 1904 por Damián Mateu, Francisco Seix y el ingeniero suizo Marc Birkigt, aunque hasta un año más tarde, 1905, no llegaría su primer modelo.

Sergio Rodríguez

Sergio Rodríguez

27 de Diciembre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Dicho primer coche de Hispano Suiza fue el Armored Type Birkigt System, que equipaba un motor de cuatro cilindros y 20 CV de potencia, alcanzando una velocidad máxima de 87 km/h. Un año después, la marca lanzaría al mercado el que sería el primer coche con un motor de seis cilindros fabricado en España. Este producía 75 CV de potencia.

La marca ha sabido adaptarse a los tiempos, tanto que, en la Primera Guerra Mundial, vio una oportunidad única de aprovechar sus dotes de construcción de motores para ya no solo hacerlo con sus coches. Así, Birkigt construyó un motor de avión que se basó en la mecánica de un automóvil de carreras de "transmisión directa", con un diseño de V8. La compañía acabó fabricando más de 50.000 motores, lo que supuso un gran beneficio económico.

Por si esto hubiera sido poco, de mano de Birkigt, Hispano Suiza se lanzó a hacer motores para barcos, siendo claramente destacable un V12 de 1.300 CV que se usó en barcos de carreras.

El Rey Alfonso XIII se enamoró de la marca, tanto que después de conducir el 20CV Hispano Suiza en 1905, se convirtió en accionista. De esta manera consiguió que el Hispano-Suiza T45, un deportivo biplaza, con un motor de cuatro cilindros de 3.619 cc, que producía 60 CV de potencia y llegaba a los 120 km/h, fuera conocido como el Hispano Suiza Alfonso XIII.

La marca siempre se ha considerado exclusiva y lujosa, así que, por qué no decirlo, siempre ha estado destinada a la élite de la sociedad. Además del propio Alfonso XIII, otras personalidades como Pablo Picasso, André Citroën, Coco Chanel, René Lacoste, Paul McCartney, Albert Einstein o el Marqués de Zayas eligieron a la marca española a la hora de adquirir un vehículo propio.

Para homenajear al piloto francés, Georges Guynemer, que hizo pintar una cigüeña en el fuselaje de su avión de combate durante la Primera Guerra Mundial, propulsado por un motor Hispano Suiza, la marca decidió instaurar la figura del animal como la insignia que la debía representar.

Para su regreso al mundo de la automoción, la marca española ha decidido hacerlo con el modelo "Carmen", que es el más avanzado tecnológicamente que se ha diseñado, fabricado y desarrollado en España. La elección del nombre se debe a Carmen Mateu, nieta del fundador de la empresa, Damián y madre del actual presidente de Hispano Suiza, Miguel Suqué Mateu.

Boulogne se usará como apellido para la versión más potente del "Carmen", siendo esto otro homenaje a las victorias conseguidas por el Hispano Suiza H6 Coupé en la Copa Georges Boillot hace 100 años.

Los modelos Carmen y Carmen Boulogne son totalmente eléctricos. Para su creación se ha contado con la ayuda de QEV Technologies, una empresa de automovilismo que construyó el primer coche ganador del título de pilotos en la Fórmula E.

Ambos modelos se han desarrollado en circuitos de carreras y en carretera, con la ayuda del expiloto de F1, Luis Pérez-Sala, buscando siempre el ADN de competición para los dos coches con los que la marca española busca su resurgir.

Los clientes de la marca podrán personalizar el coche de 1.904 formas distintas, de manera que no haya dos iguales y así seguir potenciando esa exclusividad que caracteriza a Hispano Suiza desde sus inicios hace 117 años.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon