martes, 29 noviembre 2022

Hennessey Venom F5. Así es su deportivo interior

A comienzos de este mes de noviembre abría sus puertas el singular SEMA de Las Vegas, el escenario perfecto para presentar al mundo entero el radical Hennessey Venom F5, la última locura desarrollada por estos preparadores tejanos que presume de esconder un corazón 7.4 V8 Biturbo capaz de generar la friolera de 1.600 CV de potencia. Gracias a ello y a la tecnología que encierra, esta máquina apunta muy alto, porque con él pretenden superar la barrera de las 300 millas por hora, lo que vienen a ser más de 482 km/h.

24 exclusivas piezas

Cuando fue presentado este Hennessey Venom F5, de los que ya sabemos que sólo se fabricarán 24 unidades a unos módicos 1,6 millones de dólares (1.375.000 euros), contaba con unos cristales bastante tintados, de forma que su interior permanecía en el anonimato… Hasta el día de hoy.

Ahora los chicos de Hennessey Performance nos enseñas cómo es el interior de esta criatura, en el que el material predominante es la fibra de carbono, principal responsable de que esta máquina sólo pese 1.338 kilos en vacío. Este ligero material inunda su interior, que presenta un salto de calidad considerable si se compara con el habitáculo de su antepasado, el Hennessey Venom GT. Este carbono, presente en el salpicadero, las puertas, la consola central, el piso del vehículo, los asientos… Combina a la perfección con el cuero y el tejido alcántara que reviste sus asientos, que son solidarios con el vehículo y se encargan a medida del cliente. Lo que contará con regulación será el volante y también lo pedales para sentirnos cómodos en su deportivo interior, que estrena una generosa pantalla central desde la que podemos controlar su sistema de infoentretenimiento. Por debajo aparecen los mandos de la climatización, que trabajan con las salidas centrales que se inspiran en su deportivo sistema de escape.

Dos presentaciones para elegir

Dependiendo de los gustos o las necesidades del propietario, Hennessey Performance ofrecerá dos tipos de instrumentación. Por un lado encontramos una pantalla fija en el salpicadero, que queda tras su volante, que combina el carbono y el tejido alcántara, el cual tiene numerosos botones desde los que poder configurar el 'set-up' de nuestro Venom F5. Como alternativa aparece un volante mucho más sofisticado, el cual incorpora directamente la pantalla de información, al más puro estilo del Aston Martin Valkyrie. En ambos casos, tras dichos volantes es donde encontramos unas generosas levas para controlar su cambio automático.