sábado, 13 agosto 2022

El Genesis G90 ya se vende en EE.UU. Pero es más caro que un Audi A8

La firma premium de Hyundai acaba de poner a la venta al otro lado del océano su nuevo y majestuoso Genesis G90, una berlina que nada tiene que envidar a sus rivales de firmas de renombre. Incluso a la hora de analizar sus tarifas, porque en Estados Unidos cuesta más que un Audi A8 o que un Lexus LS.

Y para ponernos en situación comenzaremos diciendo que el buque insignia de la firma de los cuatro aros parte de los 86.500 dólares. Eso lo puedes traducir en algo así como en unos 85.155 euros al cambio actual, que aún así es mucho menos de lo que cuesta aquí. Tanto es así que aquí arranca en 110.130 euros, cuando hablamos de la versión 50 TDI con un motor diésel de 286 CV. Por su parte en Estados Unido un Lexus LS 500 parte de los 76.000 dólares, que son unos 74.815 euros al cambio. También es una cifra muy inferior a la que tiene en España, porque aquí arranca en 110.000 euros para la versión LS 500h, que utiliza una mecánica híbrida.

El Genesis G90 utiliza un 3.5 V6 T-GDI con 380 CV

Puestos en situación ahora toca decir que el nuevo Genesis G90 tiene un precio de partida de 88.400 dólares. Eso se puede traducir en algo así como en unos 87.025 euros al cambio. Y por esa cuantía sus propietarios disfrutarán de un sensacional motor 3.5 V6 T-GDI con 380 CV de potencia y 530 Nm de par motor. Siempre enviado a su sistema de tracción a las cuatro ruedas por un cambio automático con 8 velocidades. La versión de acceso de este Genesis G90 también contempla de serie el asistente Genesis Driving Assist, con todos los sistemas de ayuda a la conducción que te puedas imaginar.

Por si no fuera suficiente y para justificar su tarifa de compra, los clientes también reciben elementos como la llave Digital Key. Esta permite abrir el vehículo cuando nos acercamos a él a través de nuestro Smpartphone.

Perfectamente equipados

Genesis G90 2023. Imagen interior.

La berlina de representación de la compañía coreana también viene equipada con un asistente que vela por nuestro estado de ánimo. Para mantenernos frescos varía parámetros como la luz ambiental, el sistema de sonido, el pulverizador de fragancias, activa los parasoles o la función masaje de sus asientos.

Otros aspectos destacados en el interior de estos Genesis G90 son el techo panorámico eléctrico, el cierre eléctrico de sus puertas, el climatizador automático de tres zonas, un cuadro digital de 12,3 pulgadas, la pantalla central también con 12,3 pulgadas, el sistema de sonido Bang & Olufsen, el cargador inalámbrico… Y de serie también es una suspensión controlada de forma electrónica.

Del Genesis G90 hay una versión con turbo eléctrico

Genesis G90 2023. Imagen trasera.

En el caso de que todo esto no fuera suficiente, hay una versión superior de este Genesis G90. Lo primero que llama la atención es que utiliza el mismo motor 3.5 V6 T-GDI, pero con un sistema de sobrealimentación donde hay dos turbos eléctricos llamados e-Supercharger. Activados con un sistema eléctrico de 48 voltios, estos elevan su potencia hasta los 415 CV, mientras que el par motor es de 550 Nm. También se acompaña de un cambio automático con 8 velocidades y de un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Como te podrás imaginar, esta versión del Genesis G90 tiene un precio superior a la anterior. Estos cuestan en Estados Unidos 98.700 dólares, que son unos 97.165 euros al cambio actual. Además de contar con una mecánica más eficiente y poderosa, también contempla mejoras en su dotación de serie.

Su sistema de sonido es capaz de recrear diferentes escenarios

Genesis G90 2023. Imagen asientos traseros.

Entre ellas encuentras una nueva suspensión neumática multicámara o la dirección en el eje trasero. También sus ocupantes van a disfrutar de un sistema de sonido 3D capaz de recrear diferentes escenarios, permitiendo a sus viajeros escuchar música como si estuvieran en la Boston Symphony Hall. Y ese no es el único teatro que tiene memorizado su sistema de sonido. Firmado por el especialista Bang & Olufsen, cuenta con nada menos que 26 altavoces repartidos por el habitáculo.