Ford Ka+. Utilitario global
DESDE 9.900 EUROS

Ford Ka+. Utilitario global

El Ford Ka se convierte en Ka+ en esta nueva generación. Un coche global, de gran amplitud interior y un precio sorprendente. En España, sin descuentos, desde 9.900 euros.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

8 de Junio 2016 08:35

Comparte este artículo: 23 0

El Ford Ka es un clásico. Un coche urbano que, aunque no haya calado profundamente entre los conductores europeos, lleva años conquistando a los conductores ciudadanos. Hace 20 años que llegó la primera generación -fabricada en Almussafes- y ocho que se renovó -compartiendo desarrollo y fabricación con el Fiat 500-. Pero ahora, para la tercera generación la marca del óvalo opta por volar en solitario de nuevo. Y por cambiar la filosofía del Ka.

Ford ha decidido renovar su estrategia de utilitarios. En lugar de ordenar por tamaños, ha decidido ordenarlos por categoría y desdoblar el segmento utilitario con el nuevo Fiesta -que ya pudimos ver en Colonia la pasada semana- y con el Ka+. Con el Fiesta quieren atacar los utilitarios desde un punto de vista más de diseño y calidad, con un toque 'semipremium'. Con el Ka+ buscan ofrecer un utilitario muy capaz que les permita ofrecer un coche de gran valor por muy poco dinero. Un coche que pueda enfrentarse a los dos grandes rivales que Ford considera que hay en este segmento: el Dacia Sandero y el Kia Rio

La habitabilidad es uno de los grandes argumentos del Ford Ka+. Las plazas traseras son de lo mejor del segmento.La habitabilidad es uno de los grandes argumentos del Ford Ka+. Las plazas traseras son de lo mejor del segmento.

Eso es el Ka+, un coche de tamaño compacto de 3,92 metros de longitud -solo 4 centimetros menos que el actual Ford Fiesta, pero casi tres más alto- pero con una sorprendente habitabilidad interior que permite, por ejemplo, acomodar al volante a un conductor que roza los 2 metros de longitud y detrás a un pasajero de la misma medida, como pudimos comprobar durante la presentación a un reducido grupo de periodistas en el centro de Ford en Merkenich, Alemania. 

Un cuadro de instrumentos muy completo

Todo ello con un maletero que con sus 270 litros no es de récord, pero no está mal, gracias a que también puede ampliarse abatiendo los respaldos de los asientos traseros para mejorar la capacidad de carga. El interior es sencillo pero aparente. Un cuadro de instrumentos que recuerda en mucho al del actual Fiesta da el aspecto de que nos encontramos ante algo más que un 'low cost'. Por ejemplo, el Ka+ va a ofrecer en algunas de sus versiones, una pantalla desde la que se podrá acceder al sistema Sync de primera generación que se ofrecerá en el utilitario.

Pero lo que brilla fundamentalmente es la sencillez, la robustez y la economía. Y eso se nota, por ejemplo, en la gama de motores elegidos para el Ka+; unos propulsores absolutamente contrastados que ofrecen potencias y rendimientos ideales para el tráfico urbano, que es el hábitat en el que se va a mover el nuevo Ford. Hablamos de un motor de gasolina 1.2 Duratec que se ofrece con dos variantes de potencia: 70 y 85 caballos y que deriva del 1.25 que ha sido usado por el Fiesta. El cambio es manual de cinco marchas y ha sido calibrado para obtener el mejor rendimiento y suavidad sobre todo en el tráfico urbano. 

Puesta a punto pensando en Europa

La eficiencia es otro de sus puntos fuertes y el Ka+ en sus dos versiones, gracias a unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura ofrece un consumo medio de 5 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 114 g/km.

Pero además, el Ka+, pese a ser un coche global -se conoce como Figo en Brasil, por ejemplo- y fabricarse en India, en la nueva factoría de la marca en Sanand, ha sido desarrollado para los gustos del conductor europeo. Para lograrlo, cuenta con una especificación del chasis con características especialmente desarrollados, incluyendo el sistema de dirección, muelles y amortiguadores, barra estabilizadora delantera, eje de torsión trasero...

En la versiones más básicas, la tapa del centro del salpicadero está pensada para poder acoplar el smartphone. En la versiones más básicas, la tapa del centro del salpicadero está pensada para poder acoplar el smartphone.

Todo eso ha sido puesto a prueba en un exhaustivo programa de desarrollo para garantizar la mayor comodidad y refinamiento, que es lo que buscan los conductores europeos y que también se ha traducido en una serie de medidas para minimizar el ruido del viento, el ruido de rodadura y los niveles de ruido del sistema de propulsión. Y por supuesto, la puesta a punto se ha llevado a cabo en el circuito de pruebas de Ford, en Lommel, donde el Ka+ ha tenido que demostrar estar preparado para cumplir las exigencias de los clientes europeos. 

Un buen equipamiento

También en el aspecto del equipamiento. Ahí el Ka+ ofrece desde la versión más básica elevalunas eléctricos, cierre centralizado con mando a distancia, ocho airbag, control de estabilidad, limitador de velocidad...

Y la versión de 85 caballos cuenta con aire acondicionado o sistema Sync que permite conectar el smartphone y controlar sus funciones desde la pantalla. También dispondrá del sistema Ford MyKey, que permite a los propietarios establecer los límites máximos de velocidad y volumen de audio para controlar el buen uso del coche por parte de los conductores más jóvenes. 

También, a falta de conocer el equipamiento detallado, la versión de 85 caballos se puede personalizar con equipos opcionales como climatizador automático, volante de cuero con control de crucero, asientos calefactables, sistema de audio DAB, sensores de aparcamiento traseros, ventanillas traseras eléctricas o llantas de aleación de 15 pulgadas.

A partir de junio se pueden hacer pedidos, aunque el nuevo Ka+ no llegará antes de final de año. El precio de partida en España será de 9.900, cifra a la que habrá que restar Plan PIVE, promociones, etc. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16