domingo, 2 octubre 2022

Force Motors Gurkha. Un aventurero todoterreno a precio de utilitario

Como seguro sabéis, nos encanta explorar otros mercados y buscar vehículos poco conocidos, por decir algo, en Europa. Sin embargo esas extrañas criaturas son en ocasiones auténticos superventas en sus países natales, como puede ser el caso de este particular Force Motors Gurkha, un aventurero todoterreno que tenemos que sumar al ranking de los rivales 'low-cost' de imparables criaturas como el Jeep Wrangler, el Land Rover Defender o el Mercedes-Benz Clase G.

Precisamente este último parece haber sido la referencia para diseñar este Gurkha, aunque no la última generación, sino más bien la primera lanzada al mercado en 1979. Mejor dicho, no lo parece, porque ellos se enorgullecen en su página Web de hacer referencia al legendario Gelandewagen 'Styled on the lines of the legendary Mercedes G-Wagen'.

Solo se comercializa en India

Para ponernos en situación te diré que la compañía Force Motors tiene su origen en la India y a este particular Gurkha le da nombre un guerrero hindú del Siglo VIII llamado Guru Gorkhanath, cuyos seguidores fundaron el Reino de Nepal.

Dejando a un lado la clase de historia, el Gurkha nació como un vehículo militar, que incluso ha hecho sus pinitos como parte de la flota del ejército británico.

Como no podía ser de otra manera en un todoterreno que se precie, su frontal está presidido por dos grandes faros circulares, los cuales pueden protegerse con una rejilla metálica opcional, pues para este Gurkha se ofrecen infinidad de accesorios para personalizarlo y para mejorar su capacidad off-road entre otros.

1 F27kFtE8qi3cs Motor16

El cliente puede elegir entre una carrocería de tres o de cinco puertas, que miden 3,99 y 4,34 metros de largo respectivamente. También presentan una distancia entre ejes de 2.400 y de 2.750 milímetros cada uno de ellos. Curioso es que los Gurkha de tres puertas equipen sistema de tracción a las cuatro ruedas, mientras que los de cinco puertas se ofrecen también en una configuración de tracción trasera.

Dos motores diésel de Mercedes-Benz

Bajo su capó delantero se esconde un veterano propulsor diésel de origen Mercedes-Benz. Si has leído bien, porque en este Gurkha hay algo más que el diseño que se parece al primer Clase G. Se trata del bloque OM 616 en su versión atmosférica, que tiene 2,6 litros de cilindrada, cuatro cilindros y que produce 85 CV y 230 Nm. Se combina con un cambio manual de cinco velocidades, al igual que la alternativa más potente de la gama, solo disponible con la carrocería de tres puertas. Hablamos de un 2.2 Turbodiésel también de origen Mercedes-Benz. Se trata del OM 611 que produce 140 CV y 321 Nm.

El aluminio o la fibra de carbono brillan por su ausencia en la fabricación de este Gurkha, que pesa más de 2,5 toneladas. Combinado con esos niveles de potencia, no busques prestaciones como las de un AMG G63. Pero cuando el asfalto se acaba este todoterreno saca a relucir su naturaleza aventurera.

Asentado sobre un clásico chasis de largueros, las versiones equipadas con tracción a las cuatro ruedas cuentan con una altura libre al suelo de 210 milímetros, diferencial central bloqueable, reductora, neumáticos off-road 245/70 R16, snorkel

2 F27kFtE8qi3cs Motor16

Todo ello se traduce en que este vehículo presume de tener un ángulo de ataque de 44º y un ángulo de salida de 40º. También puede afrontar pendientes con una inclinación máxima del 30%.

No busques lujo en su interior, porque esa palabra no existe en este Gurkha, que tiene un salpicadero pensado y fabricado para soportar el trato exigente. La ergonomía brilla por su ausencia, pero si que hay un gran espacio (los cinco puertas se pueden configurar con hasta ocho asientos) e incluso aire acondicionado. Sin duda un elemento sorprendente en un vehículo que cuesta algo así como unos 11.000 euros al cambio actual. Y por ese precio no encuentras ni un Clase G con más de 30 años a sus espaldas.