Fiat Tipo. Volver a empezar
A LA VENTA EN ENERO 2016

Fiat Tipo. Volver a empezar

La marca italiana regresa a un segmento vital con un proyecto en el que este atractivo sedán, imbatible en precio, será el primer capítulo. Más tarde llegará un cinco puertas y la carrocería familiar.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

3 de Diciembre 2015 13:31

Comparte este artículo: 0 0

Los más veteranos lo recordarán, pero para los no iniciados señalar que el primer Fiat Tipo data de 1910 y que en 1988 se convirtió en una exitosa berlina del segmento C de la que se vendieron más de dos millones de unidades. La marca italiana recupera ahora esa denominación para capitanear su nueva aventura, un modelo que llega para cubrir un hueco en el que actualmente no estaba presente, y eso es dar mucha ventaja a sus rivales en un nicho con mucho peso específico en mercados como el español.

El proyecto es serio, ambicioso y muy económico para el bolsillo. En Fiat no quieren oir hablar de nada parecido a 'low cost', pero en precio resultará imbatible, incluidos modelos como el Citroën C-Elysée.

Un proyecto, tres carrocerías

Tres serán las carrocerías que compartirán denominación Tipo: la primera en aparecer (llegará en enero a España) será este elegante sedán de cuatro puertas que hemos probado en Turín, pero a la 'fiesta' se sumarán una silueta cinco puertas en junio y un versátil Station Wagon, que estará a la venta en el mes de septiembre.

La primera impresión en nuestra toma de contacto ha sido de sorpresa. No esperábamos un vehículo tan redondo. Mide 4,54 metros de longitud, es amplio, práctico, confortable, se defiende bien dinámicamente y su gama de motores convence. Y casi nos tenemos que peñizcar cuando nos anuncian que la versión de acceso a la gama se situará en sólo 9.900 euros, eso sí, aplicando todos los descuentos y el plan PIVE (13.050 euros PVP).

El precio justo

Exteriormente se ha cuidado su diseño y la aerodinámica (Cx 0,29). Particularmente nos gusta, pero para gustos los colores. En el interior no hay alardes ni adornos de cara a la galería. Es funcional y se prescinde de todo lo que no sea necesario para lograr el 'precio justo'. Sin embargo, eso no pasa factura a unos acabados realmente bien ejecutados y a una presentación general muy agradable, aunque las unidades de prueba hacían gala de la máxima expresión en cuanto a equipamiento y refinamiento se refiere. Aun así, y como es lógico, los plásticos duros son los grandes protagonistas (se combinan con algún mullido) y la pantalla táctil del salpicadero, bien situada en la parte superior, quizás se haya quedado algo modesta en cuanto a tamaño se refiere, con sus cinco pulgadas.

Detrás llama la atención el generoso espacio que presenta. Su amplia distancia entre ejes (2,64 metros) proporciona una gran habitabilidad para las piernas (934 milímetros), situándose entre los mejores de la categoría. La plaza central resulta razonablemente confortable, pero la cota de anchura no da para que tres adultos compartan viaje plácidamente.

Por su parte, el maletero cubica 520 litros, una cifra llamativa pero inferior a rivales del corte del Seat Toledo. La silueta sedán le priva de un portón, pero la boca de carga no es especialmente pequeña y el espacio de carga resulta muy diáfano. Además, los respaldos traseros se pueden abatir en caso de necesidad para introducir objetos largos.

Un gasolina y dos diésel

Bajo el capó la gama española contempla tres motorizaciones. En gasolina el representante es un 1.4 de 95 caballos, mientras que en ciclo turbodiésel la oferta deriva en un 1.3 Multijet de 95 CV y en un 1.6 Multijet de 120. El cambio es manual de seis relaciones, salvo en el diésel más modesto, que apuesta por cinco marchas y homologa un consumo en su variante ECO de 3,7 litros. De momento no se oferta una caja automática, aunque el 1.6 Multijet podría combinarse más adelante (en 2017) con una transmisión automática de doble embrague y seis velocidades.

En nuestra toma de contacto nos pusimos al volante del diésel más potente. Quizás sea una de las mejores bazas del vehículo. Solvente y económico, no es particularmente sonoro y su respuesta a bajo régimen convence, apoyado por su generoso par motor (32,7 mkg), lo que le convierte en un gran aliado tanto en tráfico urbano como en carretera.

Equilibrio dinámico

El chasis recurre a un sistema McPherson delante y a una barra de torsión detrás. El conjunto aguanta bien, sin severas inclinaciones de la carrocería, gracias a un tarado de muelles y amortiguadores bastante firme, pero sin que penalice en demasía en el confort, salvo cuando el firme es muy irregular. La dirección está muy asistida (contempla la función City), pero no es excesivamente lenta, mientras que el diámetro de giro es de 10,9 metros.

En España el Tipo se comercializará con dos niveles de acabado, Easy y Lounge. El primero ya ofrece en su dotación de serie elementos como el climatizador manual, radio CD con reproductor de MP3, seis airbags o un sistema de control de presión de los neumáticos. El acabado superior añade climatización automática, cuatro elevalunas eléctricos, sensores de luz, lluvia o aparcamiento, control de velocidad de crucero, faros antiniebla y llantas de aleación de 16 pulgadas, entre otros.

Los clientes podrán realizar pedidos de este modelo a partir del 7 de diciembre. En este caso el atractivo reside en poder optar a una de las 220 unidades de una edición especial denominada Opening Edition, si se asocia al motor de gasolina 1.4 de 95 caballos, y Opening Edition Plus, si lo hace al 1.6 Multijet de 120 CV. Ambas presumirán de un equipamiento más completo y el precio final, aplicando descuentos, parte desde los 10.990 euros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon