domingo, 22 mayo 2022

El Fiat Scudo apuesta por el trabajo más eficaz

Fiat Professional, la división de comerciales de la marca italiana, acaba de lanzar el Fiat Scudo, una nueva furgoneta que en su gama ofrece una versión totalmente eléctica que llevará la movilidad con 0 emisiones a las empresas, además de contar con variantes diésel. El nuevo Scudo supone un nuevo paso hacia conseguir que acabar con la huella de carbono en el transporte de mercancias, un objetivo que el Grupo Stellantis se ha marcado.

El nuevo Fiat Scudo, que hemos podido conducir en una presentación internacional celebrada en Turin, está basado en la plataforma Mid-Van del Grupo Stellantis. Una base que además de contar con propulsores de combustión también ofrece alternativa cien por cien electrificada.

Sobre esta base ya han salido modelos similares para otras marcas del grupo. Hablamos del Citroën Jumpy o el Peugeot Expert. Y como ellos el nuevo Fiat Scudo está pensado para dar respuesta a todas las necesidades de profesionales de todo tipo que lo necesitan como una herramienta de trabajo. Además de que, más adelante, llegará la versión enfocada para pasajeros, que se denominará Fiat Ulysse y que solo dispondrá de tecnología cien por cien eléctrica.

Cuatro configuraciones ofrece el Fiat Scudo

El nuevo Fiat Scudo se ofrece en cuatro configuraciones (furgón, cabina doble, cabina con plataforma y combi M1), con lo que da respuesta prácticamente a cualquier necesidad. Además de que se adapta a las exigencias, también de confort o de equipamiento de cada usuario con tres niveles de equipamiento (Easy, Business y Lounge).

Y en cuanto a los sistemas de propulsión, el Fiat Scudo pone en juego versiones de combustión clásica con motores diésel, además del sistema de propulsión eléctrico ya conocido en otros modelos del Grupo Stellantis.

Porque todas las alternativas de carrocería se pueden combinar con la tecnología de propulsión eléctrica, desde el furgón -pensado para los clientes más centrados en el transporte- hasta las opciones cabina, cabina doble y combi, esta última con hasta nueve plazas en su interior y más enfocada al transporte de personas.

La versión eléctrica dispone de un motor de 100 kW (136 caballos) como en otros modelos eléctricos del grupo. Y está disponible con dos diferentes alternativas de tamaño de batería. Con la de 50 kWh, la autonomía que ofrece el Fiat Scudo se sitúan en los 230 kilómetros. Y si optamos por la batería de 75 kWh la capacidad de recorrer kilómetros con una sola carga llega hasta los 330 kilómetros.

En ambos casos, el sistema eléctrico permite recargar la batería en una toma de corriente alterna de hasta 11 kW y hasta 100 kW si disponemos de un enchufe de corriente continua. Con ello podremos cargar la batería de la versión de 75 kW al 80% en solo 45 minutos.

Scudo diésel, hasta 180 caballos

Para los que prefieran un sistema de propulsión más clásico, el Fiat Scudo está disponible con alternativas diésel. Son cinco las versiones de gasóleo disponibles: 1.5 litros con 102 o 120 caballos, con cambio manual de seis velocidades; 2.0 litros en una versión manual o automática de ocho velocidades y 145 caballos; y otra de 180 caballos, también combinada con el cambio automático de ocho marchas.

Y más allá de los sistemas de propulsión, el nuevo Fiat Scudo brilla por su gran versatilidad. Porque cuenta con versiones que por tamaño se adaptan a la perfección a cualquier necesidad. Tambien por su gran maniobrabilidad -su altura limitada a 1,9 metros- le permite acceder sin cortapisas a cualquier aparcamiento. Y su capacidad interior hace que pueda cargar todo lo imaginable -entre 4,6 y 6,1 metros cúbicos en función de la longitud del Fiat Scudo- y hasta 1,4 toneladas de peso.

Estas enormes capacidades se combinan con una experiencia de conducción en la que no falta detalle para hacer los trayectos más agradables y seguros. Por ejemplo, una pantalla de visualización en el parabrisas que ofrece información al conductor sin distracciones. O un sistema de ayudas a la conducción que dispone nada menos que de 14 asistentes como reconocimiento automático de señales de tráfico, frenado automático de emergencia, aviso de cambio de carril o alerta de ángulo muerto.

Y hay muchos más sofisticados sistemas, como una detección anticipada de obstáculos en el sentido de la marcha, aviso de colisión frontal y la cámara de visión trasera que ofrece una vista panorámica de 180 grados, para facilitar el estacionamiento.

Además, una posición de conducción similar a la de un turismo para que las jornadas laborales no acaben con el agotamiento del conductor. Si a eso unimos la posibilidad de conducir sin estrés, en medio del silencio, y sin emisiones, como pudimos comprobar en la toma de contacto por Turín con el Fiat Scudo eléctrico, la realidad es que los profesionales cuentan con un nuevo aliado para hacer el trabajo más agradable que nunca… y tan eficaz como siempre.