miércoles, 5 octubre 2022

Estos son los coches de segunda mano que jamás se rompen

Cuando alguien adquiere un coche a estrenar espera que no falle en mucho tiempo. O mejor aún, espera que no falle jamás. Pero es cierto que hablamos de máquinas que no son perfectas, aunque por el precio que están alcanzando en los últimos tiempos, deberían serlo. Por ello hay una pequeña probabilidad de que esa maquina algún día nos pueda dar algún quebradero de cabeza.

Pero es cierto que en los coches de segunda mano esa fiabilidad es algo que todo el mundo busca. Nadie quiere sorpresas, pero ese detalle depende en buena medida del mantenimiento y de la vida que haya tenido a lo largo de sus años. El cuidado del mismo influye mucho, más de lo que te podrías imaginar.

coches de segunda mano fiabilidad grúa

Como habrás podido comprobar si estas buscando coche nuevo, además de que los tiempos de espera son prácticamente eternos, sus precios cada vez son más elevados. Es por ello que los coches de segunda mano se han convertido en una opción perfecta y que ha cogido un gran impulso.

Acertar en la compra de coches de segunda mano no tiene una receta perfecta. Muchos te dirán que hay que analizar el vehículo con minuciosidad, analizar aspectos claves, exigir un libro de mantenimiento impoluto… Sin embargo hay una lista que nos sirve de referencia a la hora de comprar coches de segunda mano, la del ADAC, que analiza cada temporada la lista de los coches más fiables.

Un estudio realizado por ADAC a lo largo del año

grua coche Motor16

ADAC es el servicio de asistencia en carretera más importante de toda Europa. Por lo tanto hablamos de una base de datos creada a partir de su propio trabajo, analizando los vehículos que fallan. Ellos analizan las incidencias de coches con entre 3 y 10 años (entonces son los vendidos entre los años 2012 y 2019). En concreto hablan de 3,4 millones de averías sufridas por 109 modelos de 25 marcas diferentes. Y para hacerlo mucho más extenso, ADAC ha tomado en cuenta vehículos con ventas superiores a las 10.000 unidades en al menos uno de los años que ha estado en matriculación ese vehículo.

Entre todo lo recopilado por ADAC destaca que la avería principal sea la que afecta a la batería. Ten en cuenta que muchos de esos coches de segunda mano han pasado un alto tiempo parados por la pandemia. Sin arranques frecuentes lo habitual es que la batería se descargue, suponiendo la mayor parte de las averías con un 46,3% de los casos.

Reponer la batería antes de que se agote

A esa avería le suceden problemas con la gestión del motor, pero estos se reducen al 15,9%. La tercera avería más habitual tiene que ver con el motor de arranque y el sistema de encendido, con un 10% de los casos.

Un dato bastante revelador es que ADAC ha evaluado de forma especial las baterías de los coches eléctricos. Este tipo de vehículos también cuenta con una batería de 12 voltios para alimentar a los sistemas auxiliares. Y también ha fallado en estos vehículos ‘0 emisiones’. Hasta el punto de que en ellos las averías por la batería se elevaron hasta el 54%, un 8% más que en vehículos de combusión tradicional.

Resulta curioso que apenas se producen fallos y averías de motor eléctrico, la batería principal o de la tecnología de carga. Apenas un 4,4% de los casos. También es cierto que ADAC deja claro que la inmensa mayoría de los vehículos eléctricos que hay en carretera, que no son muchos, son bastante nuevos y que acumulan pocos kilómetros.