domingo, 3 julio 2022

En 2024 este exclusivo Piëch GT se va a convertir en realidad

En el Salón de Ginebra de 2019 fue presentado este impresionante Mark Zero, un llamativo coupé eléctrico que fue creado por la nueva empresa Piëch Automotive, una startup fundada por Toni y Rea Piëch, quienes tienen un apellido con una gran historia en el mundo del automovilismo. Bisnietos de Ferdinand Porsche e hijos de Ferdinand Piëch, quien fuera máximo responsable del Grupo Volkswagen, ahora van por libre y ese sensacional Mark Zero lo van a convertir en realidad más que tangible.

Y es que han anunciado que este deportivo eléctrico y bautizado como Piëch GT va a comenzar en breve su etapa de pruebas antes de tenerlo listo para ser entregado a sus afortunados clientes allá por 2024.

Diseño retro y tecnología futurista

Al igual que el prototipo que ya pudimos ver con anterioridad, la versión de producción luce un diseño con cierto aire clásico y con detalles estéticos que recuerdan a algunos deportivos de firmas como Aston Martin o Jaguar, además de tener unas proporciones particulares para la tecnología que encierra en su interior, con un alargado capó que no esconde un potente corazón térmico. Además ten en cuenta que este Piëch GT mide 4,43 metros de largo, lo que son apenas cuatro centímetros menos de lo que mide un Jaguar F-Type, con el que comparte detalles como los tiradores de las puertas enrasados o un interior con dos únicos asientos.

Debajo de esa elegante carrocería este deportivo esconde un motor delantero y dos motores traseros que erogan 150 kW de potencia (204 CV) cada uno de ellos. Eso se traduce en un total de 450 kW (612 CV), que son más que suficientes para permitirle acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,0 segundos (para llegar a 200 km/h requiere menos de 9,0 segundos) y alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Para su construcción se ha utilizado de forma masiva el aluminio, el acero de alta resistencia y la fibra de carbono, materiales que le han permitido arrojar un peso que rondará los 1.800 kilos, siendo más liviano que algunos de sus futuros competidores.

Se carga de 0 al 80% en ocho minutos

Piëch Automotive ha firmado un acuerdo de colaboración con la empresa china Desten, quien se ha encargado de desarrollar unas avanzadas baterías que respecto a las conocidas, son más ligeras, funcionan a menor temperatura y se pueden cargar de una forma más rápida. Tanto es así que pueden pasar del 0 al 80% en tan solo ocho minutos. Y cuando estas están a tope firman una autonomía de 500 kilómetros. Y recuerda que estas tienen 75 kWh de capacidad.

Repartidas entre el túnel del transmisión y el eje posterior, le han permitido a Piëch Automotive bajar al máximo la posición de sus asientos y por ende el centro de gravedad de este deportivo, que promete una dinámica de primer orden. Por cierto, esta plataforma es modular, abriendo un abanico de posibilidades a futuros modelos de la compañía, quienes no tienen tapujos en anunciar que están trabajando en un SUV y en un sedán deportivo.

Y ojo porque esa plataforma es tan versátil que incluso puede adaptarse para instalar una mecánica tradicional, así como mecánicas alimentadas por hidrógeno de cara al futuro.

Piëch Automotive dice que este GT será ensamblado por un fabricante europeo del que aún no han dado detalles. Y lo harán a un ritmo de 1.200 unidades al año, con el objetivo de comercializarlos en Europa, Estados Unidos y China, con precios que aún quedan en el aire.