viernes, 31 marzo 2023

Emilio Herrera: «Estamos valorando que el nuevo Kia Sportage tenga una versión eléctrica»

De no haberse producido la pandemia del COVID-19, esta charla debería haberse llevado a cabo en el Salón de Ginebra. Pero llegó el virus, se cargó el salón -quien sabe si también el resto de salones del automóvil- e infectó a todo el mundo, sin distinciones. El COVID-19 se ha convertido casi en protagonista único de todas las conversaciones. Y esta virtual con Emilio Herrera, el director general de Operaciones de Kia Motors Europa no iba a ser menos.

Antes del análisis sobre lo más inmedito, una predicción sobre la viabilidad de los salones del automóvil, que con la suspensión de Ginebra vuelven a estar en tela de juicio. Emilio Herrera es claro: «Temo mucho que no haya ya salones, sobre todo este tipo de salones como Fráncfort o Ginebra, sin actividad comercial. Los salones internacionales a los que vas a presentar un modelo y poco más… con hacer las cuentas, ves que el gasto que puedes tener ahí es cinco o diez veces superior de lo que te puedes gastar en un lanzamiento virtual o en una presentación a la prensa como las que se hacen para probar los coches. Es una pena porque en Ginebra, por ejemplo, lo ves todo, la competencia, el ambiente…», afirma Herrera.

Y ahora la conversación se tiene que ir hacia lo más urgente, el análisis que Emilio Herrera, desde su visión del mercado europeo, hace de las consecuencias de esta crisis sanitaria y de la tendencia que puede seguir el mercado en este 2020 que iba a estar marcado por la normativa de emisiones. «Lo único que tenemos es un primer trimetre que con enero y febrero normales y un mes de marzo peor, ha bajado en Europa un 26,3 por ciento. Este es un trimestre relativamente bueno. Pero en abril no ha habido nada de actividad, sobre todo los países que han estado confinados como Italia, España o Francia con caídas de entre un 90 y un 97 por ciento. Y gracias a mercados como Suecia y Holanda -que no han cerrado- o Alemania que lo ha hecho a medias, mi expectativa es que abril esté en un 75 u 80 por ciento de caída». Una realidad demoledora para empezar.

En este contexto, ¿crees que la Unión Europea debería planterse una moratoria o aplazamiento a la normativa de emisiones?

Yo creo que ahí la Unión Europea también debería hacer algo. Yo hubiese votado por una moratoria o simplemente reducir las multas que impone la Unión Europea. Pero al final, en ACEA, todos los constructores han decidido pedirle un plan de ayudas para el sector de la automoción, como un Plan PIVE a nivel europeo. Yo eso lo veo bien, lo que pasa es que al final va a depender de cada uno de los países; no creo que haya un programa europeo, lo veo muy difícil y entonces cada país hará lo que piense que es oportuno. Algunos lo ligarán a niveles de CO2, otros lo harán exclusivamente para coches electrificados… Yo creo que hay que hacerlo para todos los coches, porque el coche electrificado sigue siendo un coche más caro que el gasolina o el diésel. Y eso sería, para mí, una decisión poco democrática.

«Creo que la Unión Europea debería haber reaccionado y haber dicho: «una moratoria en la normativa de emisiones, el objetivo de este año lo pasamos al año que viene».

¿En Kia teneis otra visión?

Yo tenía en mente otra opción que me parecía como más lógica. Siempre es difícil a una autoridad que cambie una normativa, pero lo que sí podíamos hacer es un plan de achatarramiento y cada vez que achatarremos un vehículo con un vehículo nuevo comprado hay una diferencia de CO2 -todo lo que no es Euro6 a lo mejor tiene 200 g de CO2 y un Euro 6 a lo mejor tiene 100-, esos gramos de diferencia te podían servir como un crédito para alcanzar el objetivo de este año. Si no quieren modificar la norma eso sería una opción. Pero al final todos los constructores en ACEA han optado por pedir un plan de ayuda y esto no se hará. Pero yo veía este plan con más sentido, porque ayudas a quitar coches de alta contaminación del mercado, haces que los coches nuevos contaminen menos y sean más seguros y al mismo tiempo estás ayudando a la industria para que se recupere de esta crisis. Esa era la idea de nuestra marca, pero en el grupo de ACEA hay muchas otras marcas y decidieron seguir otro camino.

¿Ves factible una salida a nivel europeo o cada país deberá buscar la suya?

Ya me gustaría un Plan PIVE a nivel europeo. Pero siempre hay muchos intereses y ya saldrán los que digan que España se beneficia más porque tiene mucha producción o que en Alemania, como hay muchas marcas se benefician más… Esto siempre es mucha política y es difícil llegar a un acuerdo. Lo que sí es cierto es que, sea donde sea, en cualquier país, como no lleguemos a tiempo con estas ayudas el mercado se va a 700.000 unidades en España; a nivel europeo a lo mejor no tanto porque España es un país donde, desgraciadamente la crisis afecta más que en el resto de Europa, pero también va a ser muy duro.

«Como no lleguemos a tiempo con las ayudas el mercado se va a 700.000 unidades en España… a lo mejor no tanto en Europa, pero también va a ser muy duro»

En Europa KIa ha cerrado un 2019 de récord, con más de 500.000 coches matriculados y 3,2 por ciento de cuota de mercado. ¿Con esta base será más fácil la recuperación cuando se vuelva a la normalidad?

Recuperar para 2020 esas unidades va a ser imposible. Pero tengo buena esperanza, porque Kia siempre ha sido una marca que incluso en momentos de crisis a nivel europeo -en España no porque aquí fue la crisis muy larga y muy dura- desde 2008 siempre ha habido un crecimiento paulatino y continuo hasta llegar a esas 500.000 unidades. Y este año no íbamos crecer mucho pero íbamos a mantener ese volumen. Ni íbamos a crecer precisamente porque había que buscar el equilibrio entre las emisiones de CO2 y el volumen y eso nos lo permitían los vehículos electrificados que tenemos. Yo creo que estos años que vienen van a seguir siendo complicados, sobre todo si tenemos que mantener esos niveles de CO2. Estaremos en esas 500.00-520.000 unidades. Pero Kia, siempre en épocas de crisis ha mantenido un nivel de crecimiento. Y esto comparado con otras marcas, no creo que nos beneficie, pero a lo mejor estamos mejor preparados para una crisis.

1 nc36mPsF8qH72 Motor16

¿Dónde puede estar la fortaleza de Kia para esa recuperación?

A lo mejor los siete años de garantía te pueden ayudar mejor a tomar una decisión de comprar un coche que nos da una confianza. O que somos un marca que la relación calidad-precio es muy buena, y cuando hay crisis es una decisión un poco más racional la que toma el consumidor. Cuando todo va bien te vas a lo emocional, a lo que más te gusta. Por eso, a lo mejor podemos salir un poquito beneficiados. Ya se ve en los resultados del primer trimestre, pues si Europa bajaba un 26,3, nosotro bajábamos un 14,5 y hemos subido la cuota de mercado a un 3,7. También hemos aumentado mucho en este primer trimestre las ventas de electrificados, lo cual también nos ayuda a ese cumplimiento de la normativa de CO2. Antes íbamos a llegar al nivel de CO2 que nos imponía la Unión Europea en noviembre; y ahora ya vamos a llegar en agosto o septiembre. Y eso también te da un respiro a alcanzar estos objetivos.

Ahora, por tanto con la normativa CAFE vais tranquilos salvo que se reactive esto mucho.

Estamos tranquilos, pero creo que la Unión Europea aquí debería haber reaccionado y haber dicho: «una moratoria, el objetivo de este año lo pasamos al año que viene». Creo que eso hubiese sido lo que más sentido hubiese tenido en estas circunstancias.

«Los siete años de garantía de Kia pueden ayudar mejor a tomar una decisión de comprar un coche que nos da una confianza. O que nuestra relación calidad-precio es muy buena, y cuando hay crisis la decisión que toma el consumidor es un poco más racional».

Siempre se dice que los momentos de crisis son momentos de oportunidades; seguro que estais intentando detectarlas. Por ejemplo, en China el vehículo privado ha pasado de ser el tercer medio de transporte al primero en las preferencias. ¿Esto puede ayudar?

Hemos visto ese estudio, que tiene dos datos interesantes, este del vehículo privado como el medio preferido y el car sharing, que también sube su uso. Yo hubiese pensado lo contrario, que la gente pensaría 'no sé quién ha utilizado ese coche antes de mí, si se ha desinfectado o no…' Porque desinfectarlo es imposible, si hay 20 personas que utilizan ese coche ni logística ni económicamente da para eso. El miedo hará que la gente utilice su propio coche, pero si esto no va ligado a una ayuda a la compra de un coche nuevo sí tendrá un efecto en la compra del coche usado, de segunda mano. Donde la gente que antes utilizaba el transporte público y que no necesariamente es la gente con más recursos, va a optar por un coche de segunda mano y eso no ayuda a la industria y al comercio, sino al negocio del VO que es importante. Pero si queremos producir coches en España debe ser de otra manera. Pero estos son datos interesantes. Y hay otro del Mobility Institute Berlin que también va en esa misma dirección, en la que se ve también que el carsharing aumenta.

A pesar de esta tendencia de la que hablas, ¿esta crisis os hará replantearos apuestas como esta del carsharing, ciertamente arriesgadas?

En cuanto apareció el tema del coronavirus lo primero que hicimos es parar el proyecto de expansión de Wible a nivel europeo y en España. Quiero ver primero cómo evoluciona este tema. A pesar de lo que dicen los datos de estas encuestas, tengo que verlo. Soy un poco escéptico a ver cómo reacciona la gente. Lo del coche particular sí es evidente que la gente prefiere ir en su coche al autobús o el metro. Luego habrá que buscar la forma de descongestionar las ciudades porque si la gente que antes cogía metro y autobús en Madrid se pone a llevar el coche…

Además con más coches particulares y aumento de la compra de usados habra efectos sobre las emisiones…

Volviendo al tema de la gente que utiliza el transporte público, que no tiene recursos y que se tendría que comprar un coche con muchos años, eso no va a ayudar tampoco al tema de la contaminación. Eso ya lo sabíamos antes. La mayoría de la contaminación son los coches no Euro6; entonces vamos a añadir más coches y más contaminación. Eso también tiene que ser consciente el Gobierno de lo que va a hacer el consumidor. Luego hay otros datos de la recuperación del mercado en China que también pueden servirnos. Vimos que en febrero cayeron las ventas un 79,1 por ciento; en marzo un 46 y en abril ya ha habido un 4,4 por ciento de crecimiento. Puede que ya vayamos a una lenta recuperación. Pero aquí está el tema de cada uno «si yo estoy en el paro o en un ERTE y no tengo una visión clara de lo que puede ser el futuro, no me voy a comprar un coche ni a atarme a una financiación, eso está claro.

Hablando de Kia y de futuro, de nuevos productos. Acabais de lanzar el Sorento, ¿qué más novedades teneis para este año?

No mucho más, tenemos lavados de cara de Picanto, Stonic, Rio y Stinger. Lo más importante es el año 2021 que vamos a empezar con el primer vehículo que tenemos en el Plan S -Shift- de transición hacia la electrificación. Y en base al concepto Imagine que lanzamos en Ginebra el año pasado vamos a lanzar un cien por cien eléctrico con plataforma dedicada eléctrica. Y va a ser el que va a definir cómo van a ser los futuros eléctricos de la gama Kia, cuáles van a ser las características para todos los coches que vamos a desarrollar en los años venideros. Y eso es una de las cosas más importantes para el año que viene, porque va a definir lo que va a ser la marca Kia en el futuro.

2 nc36mPsF8qH72 Motor16

Un futuro evidentemente eléctrico…

En el Plan S se especificaba que para 2025 tendríamos 11 modelos cien por cien eléctricos en la gama, con lo cual, lo que estamos diciendo es que muy pocos gasolina y diésel vamos a vender en 2025. Por tanto hay una transición entre 2020 y 2025 de pasar casi cien por cien a eléctrico. En el Plan S se decía que a nivel mundial los electrificados serían un 25 por ciento, pero en Europa en el primer trimestre ya teníamos un 21 por ciento de electrificados, con lo cual todo eso para Europa se queda corto. Pero con 11 modelos eléctricos tú ya tienes otra marca.

También en 2021 tocará el Sportage, ¿cuál va a ser la estrategia: combustión con hibridación ligera, híbrida enchufable, eléctrica…?

Electrificación seguro; lo que tenemos ahora mismo asegurado es híbrido enchufable e híbrido y lo que estamos ahora valorando es si le damos una versión cien por cien eléctrica también. Pero eso no lo hemos decidido todavía. Pero la electrificación híbrida o PHEV es inexorable; y ya lo estás viendo con el Sorento que tiene un motor diésel pero tiene un motor híbrido y un motor híbrido enchufable, eso es lo mínimo para cualquier modelo que se lance ahora. Y luego, creo que intentar añadirle algo más y una versión eléctrica creo que al Sportage le vendría muy bien.

¿Las versiones de combustión llevarán todas Mild Hybrid?

Combustión a la antigua usanza habrá muy poquito. En la segunda parte del año casi todos los modelos de Kia ya llevarán el híbrido ligero de 48 voltios, porque eso te ayuda a reducir el nivel de CO2, el consumo y además no significa un coste mucho mayor. Estos modelos nos ayudan mucho a alcanzar estos objetivos de CO2. Ahora estamos un poquito mejor, pero de no haber habido coronavirus, llegábamos en noviembre, y raspados, a las emisiones de CO2 fijadas por la UE. O sea, cualquier ayuda de un híbrido ligero de estos te echa una mano para alcanzar objetivos.

En Kia trabajais con todas las tecnologías. Supongo que seguís pensando que el hidrógeno es el futuro pese a lo complicado de crear una red de carga. ¿Se mantiene esta apuesta?

Lo del hidrogeno lo queremos como una opción, no nos va a costar más porque ya está desarrollado; de hecho Hyundai sigue teniendo el Nexo. Es una opción cara. Hay proyectos que tienen más sentido como uno del Grupo Hyundai con camiones en Suiza movidos por hidrógeno. Pero no queremos descartar el hidrógeno porque puede ser una opción pero no a corto plazo. De hecho, de los 11 vehículos que hablábamos para 2025, habrá uno que sea de hidrógeno, que será un poco el escaparate.