miércoles, 17 agosto 2022

El Mercedes GLE pierde el camuflaje

Se acerca la hora de la verdad para el nuevo Mercedes GLE. El SUV de la marca alemana será un modelo completamente nuevo para sustituir al actual -lanzado en 2015-, que no era sino un lavado de cara del anterior ML. Pero la marca alemana ya anunció que el modelo que se lance este año será completamente nuevo y sobre una nueva plataforma, la del Clase E.

El nuevo GLE tratará de dar la batalla a un grupo de poderosos rivales entre los que destacan el Audi Q7, el BMW X5 o el Volvo XC90. Y para ello va a utilizar todas las posibilidades en cuanto a tecnología, que se derivan del uso de la nueva plataforma. Porque esta base utilizada como decimos en el Clase E y también en el CLS, permite, por ejemplo, que se pueda utilizar la hibridación ligera para conseguir rebajar los consumos o, también que pueda disponer de las últimas tecnologías y desarrollos en el campo de la conducción autónoma.

Además de por la tecnología, el Mercedes GLE tendrá que dar la batalla por el diseño; y ahora vemos algunas de sus características. Por ejemplo podemos ver las dos diferentes parrillas, porque uno de los prototipos corresponde posiblemente a un nivel de acabado Avantgarde mientas que el que tiene una única barra horizontal en el frontal será una versión con el paquete AMG. También se pueden apreciar las estrechas luces traseras inspiradas en el Clase E.

Interior con doble pantalla

En el interior, aunque aquí aún el camuflaje es muy pesado, podemos apreciar que se va a utilizar un diseño del salpicadero similar al que hemos visto en el Clase E, en el que aparecen las dos pantallas horizontales de gran tamaño que prácticamente cubren todo el cuadro de instrumentos. Unas pantallas que se pueden controlar mediante los mandos en el volante.

En cuanto al apartado de los motores, la gama del GLE va a poner la más amplia gama de opciones a disposición de los clientes. El GLE dispondrá de variantes diésel, de gasolina y también híbrido. En diésel es más que probable que la gama cuente con tres alternativas, el 300d con 245 caballos, el 350d con 286 y como tope de gama el 400d de 340 caballos.

En cuanto a la gama de gasolina debería incluir al menos dos variantes, el 450 con 367 caballos y como tope de gama el GLE 53 con 435 caballos. Todas las versiones contarán con tracción total y el cambio será automático G-Tronic con 9 velocidades. Y por supuesto, habrá una versión firmada por AMG como tope de gama que superará los 600 caballos de potencia.