viernes, 30 septiembre 2022

La DGT te puede multar si haces una de estas modificaciones en tu coche

Casi desde que el mundo es mundo, muchos conductores deciden llevar a cabo modificaciones en su coche para mejorar su comportamiento sobre el asfalto, su seguridad, su aspecto… Y la duda siempre es la misma: qué modificaciones deben estar homologadas. Para no tener problemas a la hora de superar la inspección técnica, hay que asegurarse con cada cambio, pero también para evitar multas que pueden alcanzar hasta 500 euros.

Eso sí, antes de que te preocupes por nada, debes tener en cuenta que no todas las reformas necesitan un proceso de homologación. Para saber si es necesario o no, en España, deberás consultar el Manual de Reformas de Vehículos elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

¿Qué se consideran modificaciones «de importancia»?

Para que lo tengas claro, todos aquellos cambios en los que añades o sustituyes elementos que pueden modificar las dimensiones exteriores del vehículo, suponen un riesgo. Asimismo tampoco se puede cambiar los datos que aparecen en la tarjeta de la ITV o la identificación del coche (número de bastidor y ubicación de la matrícula).

No todo el ‘tuning’ se persigue. Si el retoque se centra en el color de la carrocería o en elementos estéticos exteriores que no interfieren en las medidas del vehículo, no tendrás que pasar por ningún proceso. Eso sí: deberás notificárselo a tu compañía de seguros y a la Dirección General de Tráfico. ¿Pero cuáles son las modificaciones más frecuentes que hacemos a nuestros vehículos? Te sentirás identificado con muchos de ellos.

coches deportivos