lunes, 8 agosto 2022

David Brown Automotive entrega la primera unidad del Mini Remastered

Menos de un año. Eso es lo que ha necesitado la compañía británica David Brown Automotive para poner en la calle el primer Mini Remastered desde su presentación, que tuvo lugar el pasado mes de abril. Un cliente escandinavo es la primera persona que disfrutará de este exclusivo coche que requiere 1.400 horas de fabricación. Poco a poco, se irán entregando más unidades a clientes de América del Norte, Asia y toda Europa.

Solo se fabricarán 60 unidades de este modelo tan especial creado a partir de un Mini original y debidamente restaurado y adaptado a la época actual, con soluciones modernas como los faros led, suspensiones Bilstein, frenos AP Racing, llantas Enkei de 13 pulgadas, diferencial delantero de deslizamiento limitado o un escape de fabricación artesanal.

Bajo su cubierta trasera también se esconde un motor actualizado a nuestra era, si bien nace de la base de un bloque de la Serie A del Mini original. Se trata de un pequeño propulsor de 1.420 centímetros cúbicos y carburadores gemelos SU que desarrolla 125 CV a 6.200 rpm y un par máximo de 153 Nm a 4.500 rpm, suficiente para que el pequeño utilitario inglés acelere de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos con la ayuda de un cambio manual de cinco relaciones, aunque también está disponible con un motor de 1.380 cc menos potente que se asocia a una transmisión automática de cuatro marchas.

Por dentro, el Mini Remastered de David Brown Automotive cuenta con climatizador, asientos de tipo bucquet tapizados en cuero y Alcantara, arneses de seguridad, jaula de seguridad, una bolsa de viaje personalizada y un tanque de combustible metálico personalizado a imagen de cada unidad. Todas ellas están pintadas a mano en los colores Carbon Grey y Old English White, ambos combinables con detalles en rojo, azul y verde.

El precio de la exclusividad

Recordamos que el precio de partida de este pequeño restomod es de 113.700 euros antes de impuestos si se trata de la edición biplaza, mientras que la alternativa de cuatro asientos dispara su tarifa hasta unos 125.300 euros. En todos los casos, este Mini lleva la firma del especialista en clásicos británico Oselli, que ha colaborado estrechamente con David Brown Automotive para hacer realidad el proyecto.