Czinger 21C. Ya si que es una realidad
UN V8 QUE GIRA A 11.000 RPM

Czinger 21C. Ya si que es una realidad

La compañía americana Czinger convierte en realidad este impresionante 21C, un bólido con un habitáculo muy especial y fabricado con impresión 3D. Pero eso es solo un detalle en esta criatura con una sensacional mecánica.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

4 de Junio 2021 21:00

Comparte este artículo: 0 0

Retrocedamos hasta el no celebrado Salón de Ginebra del año pasado, el escenario donde debería haber visto la luz 'in situ' este impresionante Czinger 21C (finalmente se desveló de forma digital), un sobrenatural deportivo que ha sido creado por un artesanal fabricante con sede en Los Ángeles y que ahora nos muestra la versión definitiva. Y nos dan los detalles concretos de este deportivo del que tan solo se van a fabricar 80 unidades.

Czinger anuncia que este 21C es el primero de una serie de 'vehículos de alto rendimiento' que tienen en mente convertir en realidad y cierto es que ha sufrido una gran variedad de cambios desde que lo 'viéramos' por vez primera en Ginebra. Uno de los más notables es que su anchura ha pasado a ser de 2.050 milímetros, que no es precisamente poco para un deportivo con un habitáculo bastante peculiar, porque está inspirado en un avión de combate (también en el singular AD Tramontana), con dos asientos colocados uno detrás de otro.

Híbrido y funciona con combustibles reciclados

Pero vamos al grano y conozcamos el corazón que esconde este nuevo superdeportivo. Y es que hablamos de un 2.88 V8 que forma una 'V' a 90 grados, que además suma dos turbocompresores y que posiciona su línea roja en las 11.000 rpm, algo bastante inusual en un motor sobrealimentado. Ha sido diseñado para poder funcionar con diferentes combustibles, entre los que se incluye el metanol reciclado, de forma que en algunos países será considerado como un vehículo 'cero emisiones'.

Esta criatura se fabrica gracias a un avanzado sistema patentado por Czinger y la inmensa mayoría de sus componentes se crean gracias a la impresión 3D y a la inteligencia artificial. Solo se harán 80 ejemplares nada baratos.Esta criatura se fabrica gracias a un avanzado sistema patentado por Czinger y la inmensa mayoría de sus componentes se crean gracias a la impresión 3D y a la inteligencia artificial. Solo se harán 80 ejemplares nada baratos.

Junto a este particular corazón se coloca una transmisión secuencial de siete velocidades y un motor eléctrico que funciona también como generador con 800V. Por si no fuera suficiente, un motor eléctrico mueve cada una de las ruedas delanteras de este Czinger 21C proporcionando un sistema de vectorización del par motor. Si bien, su batería se recarga de forma exclusiva en movimiento, de forma que hablamos de un híbrido 'puro y duro'.

La potencia total del conjunto es de 1.250 CV, aunque la firma americana ofrecerá una actualización que le permitirá inyectar otros 100 CV adicionales para alcanzar los 1.350.

Hace un 0-400-0 en solo 27,1 segundos

Da igual la versión elegida por el cliente, porque ya el de 'acceso' ofrecerá una relación peso/potencia de 1 kilo por caballo, porque este Czinger 21C se conforma con solo 1.240 kilos en seco. Eso además se traduce en que puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 1,9 segundos, mientras que su velocidad punta se posiciona en los 450 km/h cuando se selecciona el programa de 'baja resistencia aerodinámica'. Czinger anuncia que este bólido es capaz de acelerar de 0 a 300 km/h y detenerse en tan solo 13,8 segundos, mientras que hace esa misma operación, pero hasta los 400 km/h apenas 27,1 segundos. Y para que te hagas una idea, un Koenigsegg Agera RS requiere 33,29 segundos (ostenta el actual récord), que son 5,25 segundos menos de lo que necesitó un Bugatti Chiron para efectuar esa misma operación.

Bajo esa carrocería con un habitáculo inspirado en los aviones de combate, se esconde una mecánica híbrida que emplea un avanzado motor 2.88 V8 Biturbo capaz de alcanzar las 11.000 rpm y de funcionar con carburantes reciclados.Bajo esa carrocería con un habitáculo inspirado en los aviones de combate, se esconde una mecánica híbrida que emplea un avanzado motor 2.88 V8 Biturbo capaz de alcanzar las 11.000 rpm y de funcionar con carburantes reciclados.

Su elaborada aerodinámica permite generar una carga sobre su carrocería de 615 kilos cuando circula a 160 km/h, pudiendo llegar a los 2.500 kilos cuando vamos a 320 km/h. Eso significa que este 21C teóricamente podría conducirse boca abajo en un túnel a su velocidad máxima sin ningún tipo de problema.

Con un avanzado proceso de fabricación

Además de por su rendimiento y por su tecnología, este Czinger 21C sorprende por la ingeniería que hay detrás de su construcción. Y es que cada una de las piezas que lo componen ha sido optimizada y diseñada con inteligencia artificial para que sea lo más ligera y fuerte posible. Y posteriormente cobra vida gracias a un proceso de fabricación 3D. Este proceso genera estructuras de aspecto orgánico que serían prácticamente imposibles de copiar con métodos tradicionales como el mecanizado o la fundición.

Una vez creadas sus piezas, el vehículo se ensambla gracias a un proceso patentado por Czinger, que utiliza un sistema autónomo y automatizado de brazos robóticos que trabajan en conjunto para unir todos sus componentes con la precisión de un cirujano.

Semejante criatura se ofrecerá con dos especificaciones que lucirán una aerodinámica específica para cada una de ellas, que han sido homologadas para poder circular por las carreteras abiertas al tráfico. Su precio no ha sido anunciado oficialmente, pero se ha estado rumoreando en que cada una de las 80 piezas que se fabricarán podrían rondan los 1,7 millones de dólares, que son algo así como 1.390.000 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon