viernes, 30 septiembre 2022

Convertir tu coche en una discoteca se traduce en una multa de 3.000 euros

La música nos hace vivir, ameniza nuestros viajes y nos acelera el corazón… Algunos hasta se motivan tanto que montan una discoteca móvil más propia de los viejos cañeros de la ruta del bakalao. Eso no ha cambiado con los años. Lo que sí ha cambiado es la legislación, que se ha endurecido.

«Voy a poner en el coche ‘Offspring’ a todo volumen y vas a flipar». Es la frase de cualquier joven venido arriba con los acordes de su canción favorita… o, ya que estamos, la de Bizarrap y Quevedo, tirando más de actualidad. Estilos hay miles, tantos como gustos… Qué más da. La acción, igualmente, te puede salir muy cara.

¿Una discoteca en el coche? Esta multa te quitará las ganas

Según la DGT, poner música alta en el vehículo puede acarrear una multa desde los 100 hasta los 3.000 euros según el nivel de ruido y contaminación acústica. Parece desproporcionado y extraño, pero así es. Hay casos previos que escenifican bien esta realidad. En Madrid, por ejemplo, superar el límite en 4dB supone una multa de 90 euros, de 300 con 7 dB de más y de 600 en adelante.

Según el ayuntamiento por el que se circule la sanción puede llegar, insistimos, hasta los 3.000 euros, sí, aunque no te lo creas. Llevar la música muy alta supone un riesgo serio de accidente así que siempre va a ser mejor que te vayas «con la música a otra parte» o sino lee con atención lo que te contaremos a continuación sobre esta sanción.

dgt