domingo, 2 octubre 2022

Consejos para conducir con lluvia

¿Eres de los que les gusta conducir con lluvia? A muchos conductores les relaja oír las gotas de lluvia caer sobre el chasis, ver los limpiaparabrisas en marcha, disfrutar del paisaje mojado… Puede ser placentero, hay que reconocerlo, pero tiene unos riesgos añadidos que hay que tener en cuenta.

Conducir bajo la lluvia no es tan peligroso como conducir con el pavimento nevado o congelado, pero tampoco debemos menospreciar los riesgos que conlleva. El agua reduce la adherencia y compromete la visibilidad. Además, perjudica la eficacia del frenado, entre otros aspectos. Caiga más cantidad de agua, o menos, seguir los siguientes consejos te ayudará a mantener una conducción más segura.

Con lluvia aumenta la distancia de seguridad

No te pegues al coche de delante. Con el asfalto mojado los neumáticos agarran peor, es decir, deslizan más. Si frenas en lluvia tardarás más en conseguir detener el vehículo y además lo harás de una manera más inestable. La DGT recomienda multiplicar por dos la distancia de seguridad que dejarías en caso de que la carretera estuviera seca.

Un correcto mantenimiento de los neumáticos y los frenos será crucial en estos días húmedos. Si vives en una zona con un clima especialmente lluvioso, siempre es recomendable optar por unos neumáticos de invierno, diseñados para aguantar mejor el agua y el frío.

Allianz Seguros