viernes, 7 octubre 2022

Los consejos legales para librarte de una multa de tráfico

Vivimos en un mundo en el que ya todo está inventado, incluso las empresas «quitamultas», que te liberan de las sanciones municipales de formas legales. Estas multas son fáciles de recurrir ya que, en muchos casos, el ayuntamiento es incapaz de presentar dentro de plazo las pruebas que le puedan incriminar.

A más crisis, más multas o, al menos, eso parece que han pensado los ayuntamientos españoles durante los últimos años, según las estadísticas. ¿Cuáles son las sanciones más habituales? Nunca lo adivinarías… Las de aparcamiento. Estas suponen hasta un 65% de las multas municipales, seguidas de las de velocidad y las de hablar por el móvil. Pero hay trucos básicos para evitar tener que pagarlas.

Trucos legales para multas: te la comunican fuera de plazo

Por ley, la Administración tiene tres meses de plazo para comunicar al infractor las sanciones leves. Es el caso, por ejemplo, de las de estacionamiento que hemos comentado. El plazo es de seis meses para las graves, como hablar por el móvil, y hasta un año para las muy graves, como sobrepasar en más del 50% el límite de velocidad.

Si te llegan a tu casa más tarde podrás alegar que han prescrito y entonces no tendrás que pagarlas. ¿El truco? Alargar los plazos al máximo. Es decir, apurar los 15 días hábiles que tienes por ley para recurrir. Después, estás en tu derecho de apurar los otros 15 que tienes para contestar cuanto te envían las pruebas que te incriminan, contando con el mes que tienes para presentar alegaciones.

dgt