Conducimos el nuevo Audi A1 Sportback, un utilitario premium
DESDE 21.945 EUROS

Conducimos el nuevo Audi A1 Sportback, un utilitario premium

Ya hemos tenido la oportunidad de poder conducir la segunda generación del Audi A1, un llamativo utilitario que ahora gana en presencia, calidad de acabado, amplitud interior... Además, ya lo tienes disponible en los concesionarios.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter Google+

21 de Noviembre 2018 12:30

Comparte este artículo: 9 7 0

Corría el año 2010 cuando la firma de los cuatro aros llegaba por vez primera a un segmento donde nunca antes había estado presente a nivel global, el de los utilitarios premium, pues es cierto que en el año 1974 lanzaron el Audi 50 (un utilitario de 3,51 metros de largo que adelantaba el primer Volkswagen Golf) en algunos mercados europeos.

Esto le ha dado una gran ventaja frente a sus competidores directos, pues ni BMW ni Mercedes-Benz ofrecen un rival directo para el Audi A1 (la primera puede hacerle sombra con Mini), que ahora estrena generación, la segunda. Como curiosidad decir que ahora sólo se va a ofrecer con carrocería Sportback de cinco puertas, pues Audi confirmó que apenas el 20% de sus clientes demandaba la de tres puertas, la cual requiere un desarrollo específico y eso elevaría los costes de desarrollo. También podría deberse a que sus hermanos, los Seat Ibiza y Volkswagen Polo, que también nacen desde la misma arquitectura MQB A0, sólo los hay con cinco puertas. ¿Porqué complicarse en crear un A1 de tres puertas?

Mucho más amplio que antes

Esa plataforma MQB A0 gana 94 milímetros de distancia entre ejes respecto a la empleada por su antecesor y metro en mano en su interior eso se nota considerablemente con unas plazas traseras mucho más desahogadas (sigue molestando en exceso el voluminoso túnel central) en todas sus cotas y en un maletero que gana 65 litros de capacidad, pues ha pasado de 270 a 335 litros. Y si abatimos sus respaldos, este crece hasta los 1.090 litros.

Ahora es mucho más espacioso que antes, y también mucho más personalizable. La pantalla de 12,3 pulgadas tras el volante es de serie y la central puede ser de 8,8 o de 10,1 pulgadas, pero está demasiado orientada hacia el conductor.Ahora es mucho más espacioso que antes, y también mucho más personalizable. La pantalla de 12,3 pulgadas tras el volante es de serie y la central puede ser de 8,8 o de 10,1 pulgadas, pero está demasiado orientada hacia el conductor.

Estéticamente este nuevo Audi A1 Sportback rompe moldes, como sucede también con su personalización, pues Audi ofrece más de un millón de combinaciones posibles fruto de combinar no sólo sus diez colores exteriores, su techo en contraste o sus diferentes llantas de 15 a 18 pulgadas. Y es que también hay diferentes acabados (Advanced, S line, Design Selection...) para el exterior o el interior, detalles interiores en color, iluminación ambiental con 30 tonos diferentes...

El nuevo diseño exterior de este utilitario de 4,03 metros de largo también le permite ofrecer un excelente coeficiente aerodinámico de 0,31.

Cuatro motores, todos TFSI

Si estás interesado en hacerte con uno de estos Audi A1 Sportback, decir que lo tienes disponible desde 21.945 euros, pero por el momento sólo en versión 30 TFSI, que recurre a un motor 1.0 TFSI de tres cilindros y 116 CV de potencia. Y este tuvimos ocasión de conducir por tierras malagueñas combinado con una transmisión manual de 6 velocidades (opcionalmente también puede equipar el cambio S tronic de doble embrague y 7 velocidades). De esta versión sorprende su agilidad, no obstante este modelo no llega ni a los 1.200 kilos de peso, por lo que proporciona buenas prestaciones y un consumo verdaderamente ajustado. En carretera hay que alabar la buena insonorización que disimula el sonido de su mecánica de tres cilindros, así como su confort de marcha. Y eso que estos tenían acabado S line y la suspensión deportiva (también está la de serie y una adaptativa), que no llega a incomodar al pasaje combinado con unos neumáticos 215/45 R17.

Por ahora sólo se ofrece el 30 TFSI, que recurre a un motor de un litro sobrealimentado con 116 CV de potencia. Esta versión puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y alcanzar los 203 km/h de velocidad punta.Por ahora sólo se ofrece el 30 TFSI, que recurre a un motor de un litro sobrealimentado con 116 CV de potencia. Esta versión puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y alcanzar los 203 km/h de velocidad punta.

Los desarrollos del cambio están bien elegidos y su tacto es muy bueno, salvo por las formas del pomo, demasiado angulares. Igual esto está hecho con idea para que el cliente se decante por el S tronic.

Si aparecen las curvas no hay problema, pues tiene un rodar de 'coche grande', pisa con nobleza e invita a animarse con gran facilidad. La dirección también ayuda, como sucede con sus frenos. Aquí decir que los de serie tienen 276 milímetros delante y 230 milímetros detrás. Como opción se ofrece el equipo Performance con discos delanteros de 312 milímetros y traseros de 272 milímetros, los cuales además tienen pinzas de freno en color rojo.

Audi también propone para los A1 Sportback su sistema Audi drive select con los programas de conducción Auto, Dynamic, Efficiency e Individual, que varían diferentes parámetros para modificar su comportamiento dinámico.

Tecnología de sus hermanos mayores

Al volante sorprende el buen acabado que ofrece, así como un puesto de conducción demasiado orientado hacia el conductor, sobre todo la pantalla central, pues si el acompañante quiere acceder a ella tiene que forzar la posición. Esta pantalla puede ser de 8,8 o de 10,1 pulgadas, además de tener los mismos sistemas operativos utilizados por los Audi A8 entre otros. Tras su volante también hay una pantalla TFT de 12,3 pulgadas, que es de serie, aunque hay una con mejores gráficos asociada al sistema MMI, que es opcional.

Más adelante también llegará un 25 TFSI que eroga 95 CV de potencia y que fue el único que no tuvimos ocasión de conducir. Y es que allí también estaban los 35 TFSI y 40 TFSI. El primero recurre al conocido 1.5 TFSI, un bloque de cuatro cilindros con desconexión de cilindros, el cual es capaz de proporcionar 150 CV de potencia, por lo que sus prestaciones son sensacionales, presumiendo de alcanzar los 222 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos. También estará disponible con cambio manual o S tronic de siete velocidades, precisamente el probado. Si mueve con soltura coches como los Skoda Karoq, a este Audi A1 Sportback lo convierte en un pequeño deportivo que ofrece una dinámica extraordinaria. Y para más inri, también se acompaña de un gasto bastante comedido.

El más potente es el 40 TFSI, que hereda el motor de los Polo GTI con sus 200 CV de potencia. Es el único que se asocia a un cambio S tronic de 6 marchas, pues en el resto es opcional, pero de 7 relaciones.El más potente es el 40 TFSI, que hereda el motor de los Polo GTI con sus 200 CV de potencia. Es el único que se asocia a un cambio S tronic de 6 marchas, pues en el resto es opcional, pero de 7 relaciones.

Otra de las versiones que llegará será el 40 TFSI, que recurre al motor 2.0 TFSI de 200 CV empleado por los Volkswagen Polo GTI. Exclusivamente se combina con una transmisión S tronic de 6 velocidades y este si que es un deportivo con todas las de la ley, ya que presume de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y de alcanzar los 235 km/h de velocidad punta. Este también presenta una puesta a punto mucho más dinámica, con suspensiones deportivas, el equipo de frenos Performance...

Ni que decir tiene que cualquiera de ellos podrá asociarse a un elenco de sistemas de ayuda a la conducción y de seguridad activa, todos ellos heredados de sus hermanos mayores y que van desde los sofisticados faros Matrix LED, hasta el control de velocidad adaptativo, pasando por el sistema de aparcamiento asistido, sensores de ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril...

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16