Conducimos el Jeep Compass. Otra historia
HASTA 170 CABALLOS

Conducimos el Jeep Compass. Otra historia

Jeep se lanza a la pelea de los SUV compactos con el Compass, que aprovecha su experiencia off road para ofrece un todocamino muy capaz fuera de carretera. El 7 de julio, a la venta.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

15 de Junio 2017 19:24

Comparte este artículo: 40 0

Las cifras son contundentes. La mayor parte de los compradores de un modelo todocamino compacto lo elige con tracción a un solo eje, normalmente al delantero. Sin embargo por lógica todo aquel que esté pensando en salir al campo, subir a esquiar o meterse por un camino desconocido sin saber dónde o cómo va a terminar, está claro que debería inclinarse por un Jeep, y en concreto por el nuevo Compass Trailhawk, que explota como casi nadie la herencia de la marca en todo lo referente al uso off road. Pero vayamos por partes.

El nuevo Compass, disponible en los concesionarios españoles desde el 7 de julio, es completamente nuevo. Desde la estética hasta los motores, pasando por los sistemas de seguridad, el nivel de conectividad o las posibilidades para salir fuera del asfalto en las versiones 4x4. Incluso se ha cambiado el lugar de fabricación, que pasa de Illinois, en los EEUU, al estado brasileño de Pernanbuco. Aunque como producto global, se venderá en más de 100 paises, el nuevo Compass también se fabricará en India, México e incluso en China. Con todo, la calidad del coche ha mejorado notablemente respecto al Compass actual ya que ofrece material blando en salpicadero y puertas y los ajustes son claramente mejores por todas partes, aunque todavía encontramos algunos detalles algo feos como la goma espuma que sobresale alrededor de la palanca que regula el volante.

Con la plataforma del Renegade

La segunda generación del Compass recurre a la plataforma del Jeep Renegade y del Fiat Toro aunque es 15,5 centímetros más largo que el primero y ofrece 6 centímetros más de distancia entre ejes. Por tanto mejora el espacio interior y el maletero aumenta 110 litros hasta los 438, en línea con el de su más directo rival el Nissan Qashqai. Con 4,40 metros de largo, el nuevo Compass mide algo menos que el anterior aunque el nuevo diseño exterior le proporciona unas formas más equilibradas y conseguidas. En realidad el Compass es un pequeño Grand Cherokee con un tamaño más asequible.

También cambian los motores, y mucho. Porque el Compass comenzó llevando motores Volkswagen y los últimos 2.2 CRD de 136 y 163 caballos eran de origen Mercedes. Ahora el Compass lógicamente adopta motores de origen Fiat, como el 1.4 Turbo Multiair con 140 y 170 caballos o los 1.6 Multijet de 120 caballos o los 2.0 Multijet de 140 y 170 caballos asociados a cambios manuales de 6 velocidades o automáticos de 9 (este último de serie en los más potentes y opcional en el 2.0 de 140 caballos). En general los motores diésel son bastante ruidosillos, sobre todo en frío, y casi nos ha gustado más el 2.0 Multijet de 140 caballos con cambio manual que el de 170 caballos con el cambio automático de 9 marchas, que resulta algo lento y un poco desagradable en ciudad al no mostrar una progresión paralela a la presión sobre el acelerador.

Tres tipos de tracción

El Compass ofrece un buen compromiso entre estabilidad, balanceo de la carrocería y comodidad. Porque el chasis ofrece mayor rigidez y las suspensiones están más elaboradas. Habrá tres tipos de tracción: delantera, tracción total con Jeep Active Drive y tracción total con Jeep Active Drive Low, este última solo se puede asociar al cambio automático y a la versión Trailhawk que es el Compass mejor preparado para salir fuera del asfalto. En este caso el coche va provisto del sistema Select Terrain con cinco modos de conducción (añade el modo 'Rock' respecto al resto de los Compass 4x4) una altura libre al suelo de 22,9 centímetros con una capacidad de vadeo de 480 mm, placas protectoras en los bajos, paragolpes delanteros y traseros específicos para ganar ángulo de ataque y salida, neumáticos todoterreno, control de descenso y una especie de reductora que permite acometer obstáculos a baja velocidad. Y es que en vez de la reductora tradicional, se recurre a una primera más larga en el cambio automático y a un programa que retrasa la inserción de la 2ª relación. Los Compass 4x4 también cuentan con eje trasero con desconexión y unidad de transferencia de potencia con el objetivo de reducir el consumo desconectando el eje trasero cuando no hace falta la tracción a las 4 ruedas.

En campo, el Compass Trailhawk, que llegará algo más tarde al mercado español y del que todavía no hay precio, puede con todo y se convierte en un aventurero todocamino que roza el segmento todoterreno puro y duro haciendo honor al nombre y a la historia de Jeep.

Seguridad a la última

El nuevo Compass ofrece más de 70 funciones de seguridad activa y pasiva incluyendo Aviso de colisión frontal plus, Aviso de salida de carril plus (ambos de serie en toda la gama), Detección de ángulo muerto y Control de cruce en la parte trasera o control de crucero adaptativo entre otros. Además, el nuevo Jeep establece un nuevo estándar en términos de sistemas de infoentretenimiento con tres nuevos sistemas Uconnect 5.0, 7.0 y 8.4 Navi en los que los dos últimos disponen de pantalla táctil capacitiva de alta definición con las funciones Apple CarPlay y Android Auto.

El Jeep Compass está disponible en España desde 25.500 euros aunque habrá una versión Opening Edition súper equipada con el 2.0 Multijet de 140 caballos, tracción total, cambio automático de 9 marchas por 39.600 euros (41.360 euros un VW Tiguan Sport 2.0 TDI de 150 caballos con cambio DSG pero menor equipamiento).

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16