Conducimos el Mini Cooper SE. 100% eléctrico, 100% Mini
DESDE 33.950 EUROS

Conducimos el Mini Cooper SE. 100% eléctrico, 100% Mini

Tras la llegada del Countryman híbrido enchufable, llega el primer Mini 100% eléctrico y Motor 16 ha podido probar este nuevo Cooper SE por las calles de Madrid.

Santiago Casero

28 de Febrero 2020 21:00

Comparte este artículo: 21 3

En el año 2008 Mini presentaba el Mini E, un vehículo eléctrico experimental que llegó a producirse- se fabricaron 500 unidades- con el fin de probar ciertas tecnologías de las que después se beneficiaría el BMW i3 que salió en 2013.

Mini E y Mini Cooper SEMini E y Mini Cooper SE

Ahora, la firma británica ha presentado su Mini más revolucionario, ya que este supone un punto de inflexión o de partida hacia un futuro nuevo. Hablamos del Mini Cooper SE; el primer eléctrico cien por cien de la compañía tras la introducción del Countryman híbrido recargable en 2017. Y es que los chicos de Mini se han tomado muy en serio esta alternativa ya que, por ponernos en situación, el Countryman híbrido enchufable fue el coche más vendido de esta categoría PHEV en España en el año 2019. Con estos datos en mente y con el futuro eléctrico asomándose cada vez más cerca, llega este Cooper SE con todo el atractivo de siempre y una tecnología completamente nueva.

ADN MINI

Bajo su capó encontramos un motor eléctrico que rinde 184 caballos de potencia y que, gracias a su batería de 32,6 kW permiten al Mini recorrer una distancia de hasta 234 km con una sola carga. Las baterías se sitúan en su parte central y bajo los asientos traseros por lo que la capacidad del maletero se mantiene igual que la de un modelo de combustión, con 211 litros.

Entre sus curiosidades nos encontramos con unas llantas con un diseño asimétrico que se presenta bonito pero que tendrá que ser equilibrado de manera correcta para evitar situaciones por el distinto largo y peso de uno de sus radios. Otro detalle es que, por primera vez, Mini introduce tras el volante una pantalla de información. En esta podemos ver la autonomía, el estado de la batería, la velocidad, la distribución de potencia entre power, eco o charge y los dos niveles de retención con los que cuenta el coche. Hablando de esto, en el nivel más potente -nivel 2- de retención, el vehículo no precisará del uso del freno para pararse por completo, ya que con levantar el pie del acelerador la deceleración del coche lo lleva a pararse completamente, haciendo que la conducción urbana, una vez nos acostumbremos, sea con un único pedal que además nos cargará la batería. En el otro lado está el nivel 1 de recuperación, más suave y que es más útil para trayectos por autopista o carreteras rápidas.

Ágil dentro y fuera de la ciudad

En cuanto al recorrido completo que realizamos fue gran parte en ciudad y un tramo equivalente al 40% de la ruta por autovía. El coche responde con agilidad y muestra la misma diversión y maniobrabilidad típicas de un Mini, con las ventajas de la aceleración inmediata de un eléctrico y sin contar con las desventajas de peso, ya que este Cooper SE pesa tan solo 145 kilos más que un Cooper S automático. Gracias a este peso y a que su distribución es de 59:41, el Cooper SE se desenvuelve con soltura ya sea en ciudad o en carretera. Cuenta con cuatro modos de conducción: Sport, Mid, Green y Green+. Este último ha sido añadido como novedad en este modelo. Dispone también de cuatro acabados: S, M, L y XL. El primero, como entrada a la gama, parte de 33.950 euros, el 'M' se situa a partir de 36.500, el 'L' desde 39.000 y por último el 'XL' con un precio de partida de 41.000 euros. Cada uno de los acabados incluye los elementos del anterior además de los suyos propios, es decir: el 'M' incluye el acabado S más los detalles propios del acabado 'M', y así sucesivamente.

Es por tanto este Mini Cooper SE una novedad en cuanto a tecnología y en lo que supone a nivel histórico para la marca ya que es la primera piedra de lo que supone un nuevo rumbo en la marca. Pero, aunque a muchos niveles sea novedad, el Cooper SE sigue manteniendo el ADN Mini intacto y las cualidades que le han hecho ser el éxito que es siguen estando ahí, solo que bajo su reconocible carrocería, el corazón es puramente eléctrico.

Artículos recomendados

Sigue Motor16