martes, 29 noviembre 2022

Cómo son y cómo funcionan los cargadores de coches eléctricos

La falta de puntos de recarga para vehículos eléctricos a lo largo de nuestra geografía preocupa y mucho. Quieres adquirir un automóvil eléctrico… pero ¿te beneficia esto a corto plazo? Lo cierto es que, pese a todo, poco a poco su implantación va en aumento tanto por parte de iniciativas públicas como privadas. Pero, ¿cómo funcionan los puntos de recarga?

Desde Endesa te detallan cómo proceder cuando llega el momento de cargar un vehículo alimentado por baterías. El futuro está aquí y cargar el coche en casa, en la oficina, en un parking mientras estás haciendo la compra, en una gasolinera cuando te tomas un café, ya es una realidad, aunque ojo porque no en todos estos lugares el proceso es similar. Hay diferentes modalidades.

Así funcional los cargadores: la recarga convencional

Son las más comunes en el ámbito doméstico. Cuando se recarga el coche en el hogar, se emplea la intensidad y el voltaje eléctrico que la propia vivienda tenga contratados, por ejemplo, 16 amperios y 230 voltios. La potencia eléctrica que puede entregar el punto para este tipo de cargas es generalmente de unos 3,7 kW. Supone una carga completa en, más o menos, 16 horas.

Debes tener en cuenta que la recarga óptima desde el punto de vista de la eficiencia energética es enchufar el coche durante la noche. Esto es así porque es cuando menos demanda energética existe. Las instalaciones se suelen llevar a cabo en el garaje de la vivienda, ya sea unifamiliar o comunitaria. Endesa X ofrece en este caso el JuiceBox por el cual te permite realizar cargas en menor tiempo y en los periodos de menor gasto energético.

Cargador camuflado
Cargador camuflado A-2-I de Andersen