miércoles, 5 octubre 2022

Cómo saber si el embrague del coche está a punto de romperse

Ser adivino es imposible. Nadie tiene una bola de cristal para saber si el día va a ser bueno o malo… y una de las cosas que nos lo pueden amargar es una inoportuna avería. Pagaríamos para saber cuál es la vida útil de los componentes más sensibles de nuestro coche porque conocer cuántos kilómetros les queda nos podría ayudar a prevenir antes que curar. Conseguir esto es posible con el embrague.

Puede parecer progresivo, pero en realidad el periodo entre un embrague que está en buen estado y otro que ha dejado de funcionar correctamente es muy corto. De la noche a la mañana, nuestro embrague puede comenzar a dar problemas y este carácter imprevisible propicia que tengamos que hacer una sencilla prueba.

La prueba del algodón para ver el estado del embrague

Hay un truco de la vieja escuela que nos puede ser de utilidad, pero procura hacerlo en un lugar seguro en el que no interrumpas el tráfico. Mete la relación más larga de la que disponga el vehículo, aunque bastaría por ejemplo con colocar cuarta o quinta, si es que tiene sexta. En este momento, solo tienes que soltar de golpe el pedal del embrague.

¿Qué debería ocurrir al hacer esto? Al instante debería calarse. Esto es así. Si el elemento está en buen estado, el coche se calará de forma automática y repentina. De lo contrario, preocúpate, porque el disco del embrague comenzará a patinar y su vida útil se acercará a su fin. Sobra decir que es casi obligado hacer esto si vas a comprar un coche de segunda mano para evitar una avería nada barata. Pero hay otras señales a tener en cuenta.

No pisar a fondo el pedal al desembragar