viernes, 30 septiembre 2022

Colocarse mal el cinturón de seguridad puede producir lesiones graves

El cinturón de seguridad es uno de los sistemas de seguridad más importantes incorporados en el automóvil. Probablemente el elemento de seguridad pasiva más relevante que se ha incorporado en el automóvil.


Un sistema obligatorio y que ha salvado numerosas vidas. El cinturón de seguridad puede reducir el riesgo de muerte hasta en un 80% en caso de sufrir un accidente, con especial importancia en impactos frontales o en caso de vuelco. Se estima que evita cada año en torno a 100.000 muertes.


El cinturón de seguridad como el que montan todos los coches hoy en día, con tres puntos de anclaje, nació en 1959. Y fue diseñado por Nils Bohlin, ingeniero sueco que trabajaba para Volvo.

Máxima efectividad en caso de accidente


El cinturón de seguridad es uno de los sistemas preventivos que más vidas ha salvado. En España, las reiteradas campañas de control del cinturón de seguridad por parte de la DGT nos lo recuerda regularmente. Pero aun así todavía hay quienes no lo utilizan pese a ser obligatorio. En torno a un 25 por ciento de los conductores fallecidos en años anteriores no llevaba puesto el cinturón. La ley de seguridad vial obliga a su uso tanto en los asientos delanteros como en los traseros.

Cinturon seguridad 2 Motor16


Su función es la de retener el cuerpo pegado al asiento en caso de impacto. Impedir que salgamos despedidos por el parabrisas. No obstante, en caso de impacto, todo aquello que vaya suelto en el habitáculo saldrá proyectado a la misma velocidad a la circula el vehículo. En un choque a 80 km/h contra un objeto rígido los ocupantes, en su interior, saldrán lanzados hacia delante con una fuerza 80 veces superior a su peso. En el caso de los pasajeros de las plazas traseras saldrá proyectados con la misma intensidad contra el respaldo de los asientos delanteros con una fuerza equivalente al golpe de un objeto sólido de 1.200 kg a 10 km/h. Las consecuencias serán graves.