lunes, 3 octubre 2022

Los coches, más caros que nunca: sube el precio un 9,2% en agosto

Los precios de los coches nuevos siguen disparados. A la falta de unidades para entregar y las dificultades de producción, se une la inflación que está afectando a la economía en general y a la española en partícular. Así, mes tras mes el coste de comprar un coche nuevo se dispara un poco más.

El pasado mes de agosto, este dato se mantiene en máximos históricos, pues el Índice de Precios de Consumo (IPC) de los automóviles se situó en un 9,2% en ese mes en la tasa interanual, manteniéndose estable tras superar máximos históricos en los meses anteriores, según los datos publicados del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Fue un mes antes, el pasado mes de julio cuando se alcanzó el dato más alto, pues el IPC de los automóviles se situó en un 9,3% en tasa interanual, superando así, la cifra más alta registrada hasta la fecha, que data del mes marzo de 1996 cuando se elevó al 4,9%.

La subida de las materias primas y la falta de suministros, detrás del aumento del precio de los coches

La explicación a esta tendencia sobre el encarecimiento de los automóviles está en línea con la subida de precio de las materias primas y también se justifica por la escasez de oferta de producto, provocada por la crisis de suministro de semiconductores, que ha motivado una subida de precios tanto de modelos nuevos como de usados.

Estos modelos de segunda mano también están viviendo un alza de los precios que está alcanzando datos insospechados. Por ejemplo, el pasado mes de agosto el precio medio de los coches de ocasiòn en España rozaba ya los 20.000 euros. Y aunque la cosa parece estabilizarse, la tendencia no parece que sea a la baja.

Durante los ocho primeros meses del ejercicio actual, el precio de los automóviles experimentó un aumento del 7,7%, mientras que registró una subida del 0,4% en la variación mensual.

Accesorios, motos, combustibles… No solo sube el precio de los coches

También en el sector las motocicletas han visto cómo subia su precio, con un incremento del precio en el octavo mes del año fue de un 5,4% interanual, de un 4,8% desde que comenzó el ejercicio y de un 0,2% de variación intermensual.

Y si nos fijamos en repuestos y accesorios, vemos cómo las piezas de repuesto y los accesorios para los vehículos también se encarecieron un 10% en agosto respecto al mismo mes del año pasado, así como un 0,7% en la comparativa intermensual y un 7,4% en lo que va de 2022.

Todas estas subidas se suman a otras que estamos padeciendo desde hace meses, como por ejemplo las de los carburantes que aumentaron su precio un 18,9% en tasa interanual y se encarecieron un 13,2% desde que se inició el actual ejercicio, aunque en el último mes parece que haya cambiado la tendencia al registrar una caída del 8,3% en la variación mensual.

En cuanto a los servicios de mantenimiento y reparación de vehículos cerraron agosto con un aumento de precios del 4,5% en comparación con el mismo mes de 2021, con una variación mensual de 0,6% y una subida desde principios de año del 3,7%.