jueves, 29 septiembre 2022

Caña y remolacha para los interiores de Skoda

Los fabricantes de automóviles no solo están inmersos en el proceso de descarbonización de sus vehículos y de sus plantas de producción sino también en el desarrollo de materiales que hagan sus coches más sostenibles y ecológicos. De esta forma, Skoda ha pedido ya la patente de un nuevo material procedente de pulpa de remolacha azucarera e investiga otro basado en la planta de la caña, que pretende introducir en los revestimientos de las puertas y en las decoraciones de los salpicaderos de sus nuevos modelos y que ya ha probado en el Octavia.

Motor16

La remolacha con la que investiga Skoda procede de cultivos cercanos a la principal fábrica de Skoda -lo que elimina prácticamente la huella de carbono del transporte de la materia prima-, y para convertirla en un material viable para los interiores, la marca utiliza un proceso especial para teñirla y crear todo tipo de diseños para el interior. En el caso de la planta de caña, Skoda ha descubierto que sus fibras pueden procesarse y utilizarse para el revestimiento de las puertas.

Motor16

En colaboración con la Universidad Técnica de Liberec (República Checa), Skoda ha probado estos nuevos materiales en un Octavia especialmente preparado. En concreto, se han revestido los paneles de las puertas y los pilares del vehículo con tejido a base de planta de caña y en los paneles de las puertas y el salpicadero se utilizan virutas de remolacha.

Además, la marca está introduciendo también tejidos más sostenibles en sus tapicerías y el 30% de las fundas de los asientos del Enyaq iV en el acabado Lodge están realizadas con lana virgen al 100% y el 70% restante es tejido de poliéster procedente de botellas de PET recicladas. Otro ejemplo lo encontramos en el cuero de color coñac de la Design Selection 'ecoSuite', que está curtido con un extracto de hojas de olivo.