Bugatti EB110 GT. Subastan un precursor del Bugatti Veyron
ADJUDICADO POR 570.000 DÓLARES

Bugatti EB110 GT. Subastan un precursor del Bugatti Veyron

La pasada semana se subastó en Arizona por RM Auctions uno de los vehículos más exclusivos jamás fabricados de la década de los '90, el Bugatti EB110 GT. Esta unidad en concreto tenía sólo 8.235 kilómetros.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

20 de Enero 2015 08:46

Comparte este artículo: 0 0

Para el gran público, la historia del Bugatti EB110 GT comienza el 15 de septiembre de 1991, dia concreto en el que se presentó en París, justo cuando se conmemoraban los 110 años del nacimiento de Ettore Bugatti, fundador de la firma francesa. De ahí proviene parte de la denominación de este superdeportivo, antecesor del también mítico Bugatti Veyron.

Antesala del ya legendario Veyron

Aquel deportivo se adelantaba a su tiempo en varios aspectos, pues por poner un ejemplo, en la fabricación de su estructura se utilizaron materiales y técnicas provenientes de la tecnología aeroespacial, pero también usaba de forma masiva la fibra de carbono para que este deportivo alcanzara un peso de 1.615 kilos. No obstante, semejante bólido nacía después de míticos deportivos como los Ferrari F40, Porsche 959... Pero le tocó convivir con también purasangres de la talla del Jaguar XJ220 o el McLaren F1.

Del Bugatti EB110 GT tan sólo se fabricaron 126 unidades, de la cuales 95 de ellas eran GT y 31 eran SS (Super Sport). Esta últimas erán más potentes que los GT, también pesaban 197 kilos menos y eliminaban la tracción a las cuatro ruedas. Michael Schumacher fue propietario de uno de estos Bugatti EB110 SS, pintado en color Amarillo Banana.

Un V12 con cuatro turbos

Tras sus dos únicos asientos se ubicaba un imponente propulsor 3.5 V12 dotado de cuatro turbocompresores IHI que ayudaban a que su potencia escalase hasta los 560 CV cuando el motor giraba a 8.000 rpm, mientras que su par máximo era de 608 Nm. Estaba conectado a una caja de cambios manual con 6 velocidades y su potencia se repartía a sus cuatro neumáticos (73% al eje trasero y un 27% al eje delantero). Gracias a todo ello esta máquina era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, mientras que su velocidad máxima se cifraba en los 343 km/h, convirtiéndose en uno de los vehículos más rápidos de todos los tiempos.

Ha costado una cuarta parte que un Veyron

Ahora hablemos de esta unidad en concreto que ya ha encontrado un nuevo dueño, aunque para ello haya tenido que desembolsar nada menos que 570.000 dólares (unos 490.000 euros al cambio actual) en la subasta que RM Auctions celebró la pasada semana en Arizona. Se trata de un Bugatti EB110 GT que fue fabricado en marzo de 1993 para el coleccionista japonés Yutaro Okamoto. En realidad se trata de la sexta unidad fabricada de este deportivo, y fue pintada en el mítico color Azul Bugatti. Su interior fue modificado después de su entrega, pues originalmente estaba íntegramente tapizado en cuero gris y luego se tapizaron partes del salpicadero y del túnel central en Alcántara también de color gris. Su propulsor 3.5 V12 sólo ha recorrido 8.235 kilómetros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16