BMW X5 M y X6 M. Deportividad a otra escala
20 CV DE REGALO

BMW X5 M y X6 M. Deportividad a otra escala

Era cuestión de tiempo que BMW presentara su dos nuevos integrantes de la deportiva familia M. Hablamos de los nuevos BMW X5 M y BMW X6 M, los cuales toman la base de los renovados X5 y X6 respectivamente.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

30 de Octubre 2014 09:46

Comparte este artículo: 0 0

Allá por el mes de junio, BMW presentaba sus renovados BMW X5 y BMW X6. Y cómo venía sucediendo hasta entonces, parecía más que claro que la marca alemana seguiría ofreciendo las deportivas variantes M de ambos modelos.

Se adelanta a Los Ángeles

Pues bien, aquí tenemos los nuevos BMW X5 M y BMW X6 M, vehículos que serán presentados en vivo en el próximo Salón de Los Ángeles, pero BMW se ha querido adelantar a dicho acontecimiento desvelando todo lo que esconden estos dos deportivos purasangre "disfrazados" de SUV.

Mantienen el 4.4 V8 TwinPower Turbo

Ambos modelos conservan el impresionante propulsor 4.4 V8 TwinPower Turbo de la generación anterior, un sofisticado motor que cuenta con inyección directa, sistema VANOS, dos turbocompresores... Motor que también encontramos en los poderosos BMW M5 y las diferentes versiones del BMW M6. Para estas nuevas versiones BMW ha potenciado semejante motor hasta extraer nada menos que 575 CV de potencia, disponibles entre 6.000 y 6.500 rpm, mientras que antes se debían "conformar" con 555 CV. También el par máximo escala hasta los 750 Nm, cuando antes ofrecía 70 Nm menos. Semejante par motor está disponible entre 2.500 y 5.000 rpm. De esta manera, BMW habla de que es el propulsor más potente jamás fabricado por la marca, para un vehículo con tracción a las cuatro ruedas.

Nuevo cambio M Steptronic de 8 velocidades

Novedad también es su caja de cambios, ya que desaparece el vetarano cambio automático de 6 velocidades, el cual deja paso a una moderna transmisión M Steptronic con 8 relaciones, la cual suma levas en el volante, tres modos de funcionamiento desde el mando Drivelogic, la función "launch control"... Tampoco falta la tracción a las cuatro ruedas xDrive, capaz de enviar el 100 por 100 de la potencia total a un sólo eje en función de las necesidades y el estado de la vía. Suma el Dynamic Performance Control, que transmite la potencia inteligentemente entre sus cuatro ruedas para mejorar el paso por curva al realizar una conducción deportiva.

Con todo ello no es de extrañar que ambas criaturas cuyo peso supera holgadamente las dos toneladas (2.340 kilos el BMW X6 M y 2.350 kilos el BMW X5 M) sean capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, mientras que su velocidad máxima se limita a 250 km/h, aunque de manera opcional, BMW ofrece el Drivers Package que permite "deslimitarlo" hasta los 280 km/h, ya que ambas máquinas superarían los 300 km/h si no existiera limitación alguna.

26% más de autonomía

BMW también ha trabajado en la eficiencia de ambos modelos, que firman un consumo medio de 11,1 l/100 km con emisiones de 258 g/km de CO2. Aunque alto (el consumo no creemos que sea la principal preocupación de alquien que adquiere un X5 o un X6 M), es una cifra muy inferior a los 13,9 l/100 km que homologaban anteriormente, de manera que sus emisiones contaminantes se han reducido un 20%. De esta manera, BMW habla de una autonomía de 726 kilómetros gracias a los 85 litros que caben en sus depósitos de combustible.

En semejantes criaturas, no podía faltar una dirección con un tacto deportivo, un ESP que cuenta con tres modos de funcionamiento (DSC On, MDM y DSC Off), suspensiones neumáticas que varían la dureza y la altura de manera automática, además de que ofrece tres programas (Comfort, Sport y Sport+), un potente equipo de frenos e incluso unas imponentes llantas de 20 pulgadas calzadas con gomas 285/35 delante y 325/35 detrás. Opcionalmente se pueden elegir unas llantas forjadas de 21 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Super Sport UHP en medida 285/30 en el eje delantero y 325/30 en el trasero.

Ni que dedir tiene que ambos modelos se diferencian cláramente del resto de los integrantes de las gamas X5 y X6 gracias a los paragolpes deportivos, diseñados especialmente para canalizar el aire a nivel aerodinámico, pero también para refrigerar las partes mecánicas, las mencionadas llantas, los logos M que decoran sus carrocerías o las imponentes cuatro salidas de escape. Por dentro tampoco faltan detalles deportivos como sus asientos, el volante con las típicas costuras en colores M, el pomo del cambio... En fin, todo lo necesario para hacernos sentir como en casa, viajando en un SUV capaz de devorar curvas a ritmos vertiginosos en cualquier trazado del planeta.

Artículos recomendados

Sigue Motor16