BMW Serie 7 2019. Arrancan los tests invernales
FOTOS ESPÍA

BMW Serie 7 2019. Arrancan los tests invernales

BMW comienza las pruebas de invierno con el Serie 7. La berlina más grande de la gama se renovará con cambios más notables en la parte delantera y más discretos en la trasera y llegará en abril de 2019 adoptando un cuadro de instrumentos digital y funciones de conducción autónoma de nivel 3

Jesús Martín

CarPix Twitter

4 de Febrero 2018 10:18

Comparte este artículo: 20 3

El BMW Serie 7 parece que sigue con su puesta a punto. Esta vez le hemos pillado en el helado Círculo Polar Ártico, arrancando sus pruebas invernales de cara a probar toda la tecnología y mecánicas nuevas en unas temperaturas completamente adversas. La renovada berlina alemana se espera que llegue al mercado en el mes de abril de 2019 en versiones con distancia entre ejes corta y larga.

Un segmento con muchas novedades

La presión en el segmento de las berlinas de lujo es tanta que BMW, que presentó en 2015 su Serie 7, ya trabaja en la actualización de uno de sus buques insignia. Esta decisión viene en parte por un descenso de las ventas en el mercado americano, ya que tras la llegada a éste del nuevo Serie 5 el Serie 7 se ha quedado un poco deslucido. Por eso, BMW ha decidido implementar mejoras en todos los apartados del buque insignia.

En esta nueva sesión de fotos espía podemos ver como toda la parte delantera está cubierta de un camuflaje muy denso, así como la trasera, aunque esta en menor medida. Gracias a estos cambios, se espera que el Serie 7 luzca más parecido al nuevo Serie 8 y al futuro X7, con unos faros delanteros más finos y en forma de "L". Además, supondrán un cambio también en la estampación de las aletas delanteras y del capó -con un nuevo recorte en el borde- añadiendo un paragolpes completamente nuevo y una renovada parrilla ovoide. En la zaga por su parte, los cambios se limitarán al paragolpes y a una actualización de los grupos ópticos reformando el diseño de las funciones.

El interior incluirá un reajuste a su medida aunque no veremos una revolución como tal. Éstas se centrarán en un nuevo cuadro de instrumentos completamente digital, de serie en todas las versiones mecánicas, la disponibilidad opcional de faros láser, una actualización completa de los sistemas de seguridad a la versión más reciente y la introducción de funciones de conducción autónoma de nivel 3 para estar a la altura de vehículos como el nuevo Audi A8.

Por supuesto, la gama de motores también será actualizada optimizando consumos y emisiones, a la misma vez que aumentando ligeramente las cifras de potencia de las versiones mecánicas como el 740i que ascenderá hasta 335 CV, el 750i que aumentará hasta 465 CV o la nueva versión híbrida enchufable 745e que pondrá el límite en una potencia conjunta total de 390 CV.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados