sábado, 28 enero 2023

BMW Serie 5. En vanguardia

El año pasado, Mercedes presentó el Clase E -hasta ahora, posiblemente, la berlina más avanzada del mundo-, y ahora BMW le quiere discutir ese título… a la espera de lo que diga Audi con el futuro A6.

Lo cierto es que el Serie 5, en su séptima generación ha puesto toda la carne en el asador para convertirse en referencia; y, por ejemplo, ofrece más adelantos tecnológicos que el Serie 7, buque insignia de la marca. Entre las novedades más llamativas está la conducción semiautónoma, en BMW lo llaman copiloto asistido (para no dar una falsa imagen que pueda llevar a problemas de falta de atención por parte del conductor) y funciona hasta 210 km/h, el control gestual, el 'Display Key', que permite, por ejemplo, aparcar el coche en lugares estrechos manejándolo con la llave desde fuera o los sistemas BMW Connected Drive.

Ligereza en su construcción

También hay vanguardia tecnológica en la construcción ligera (unos 100 kilos de ahorro de peso en la carrocería), las nuevas suspensiones o el sistema xDrive, la dirección activa integral que hace que giren las ruedas traseras para conseguir una respuesta más rápida y mayor agilidad.

Avances que hemos probado en el tope de la gama diésel, el 530d, con tracción xDrive. Parece una alfombra mágica, por su suavidad, empuje y la ausencia de ruidos y vibraciones. El cambio, lleva levas de serie, es rápido y permite reducciones de hasta tres marchas. La dirección es muy precisa y los frenos potentes. Y se nota el sistema de dirección activa, pues hace más rápida la respuesta en la trazada.

Las suspensiones apuestan por el confort, aunque se pueden cambiar los parámetros gracias a los modos de conducción del 'Driving Experience Control', entre los que estrena el Adaptive, donde cada conductor adapta transmisión o amortiguación a su gusto.