miércoles, 22 marzo 2023

BMW M4 Coupé GTS. El BMW M más «hardcore» de la historia

Cuando se cumplen 30 años de vida del primer BMW M3, el departamento Motorsport de la firma de la hélice ha trasladado todos sus conocimientos para fabricar el BMW M más extremo y radical de todos los tiempos, siempre claro está con la venia del exclusivo y singular BMW M1, el primogénito de esta saga de deportivos.

Hablamos de este nuevo BMW M4 Coupé GTS, una máquina que ya fue adelantada en el mes de agosto en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach y que se sabía que llegaría a la producción tarde o temprano. El principal inconveniente es que de este deportivo sólo se fabricarán 700 ejemplares para todo el mundo y que tendrá un precio muy superior a los 88.700 euros que cuesta un BMW M4 Coupé en nuestro mercado. Ahora bien, por el momento nada se sabe sobre el tema económico.

Con inyección de agua para el motor

Si conocemos que bajo el capó delantero de este BMW M4 Coupé GTS late el mismo propulsor que el que utiliza el BMW M4 Coupé Safety Car empleado como vehículo de seguridad en el campeonato del mundo de Moto GP. Es prácticamente calcado al de cualquier otro BMW M3 o BMW M4 Coupé y cuenta con un bloque de tres litros y seis cilindros en línea que añade la doble sobrealimentación, pero además estrena un sistema de inyección de agua en el colector de admisión, un tecnología que BMW ha estado testando en la «mula» de Moto GP. Dicho sistema se nutre del agua almacenada en un depósito ubicado en el maletero y se inyecta en la admisión para rebajar la temperatura del aire que entra en el propulsor. Así, se consigue rebajar la relación de compresión del mismo tiempo que se incrementa la potencia. 

El resultado de dicha tecnología se traduce en una potencia final de 500 CV a 6.250 rpm (es capaz de subir hasta las 7.600 rpm) y de un par máximo de 600 Nm disponibles entre las 4.000 y las 5.000 rpm. Comparado con un BMW M4 Coupé «convencional» supone un incremento de 69 CV y 50 Nm. A pesar de todo BMW asegura que el consumo medio se mantiene fijado en los 8,3 l/100 km con unas emisiones de 194 g/km de CO2.

Capaz de «volar» a 305 km/h

BMW sólo ofrecerá este M4 Coupé GTS junto a una caja de cambios automática de doble embrague DKG que tiene 7 velocidades y la función «launch control» gracias a la cual semejante «artefacto» es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,8 segundos, tres décimas más rápido que un M4 Coupé «a secas». También se permite el lujo de alcanzar los 305 km/h de velocidad punta, pues BMW elimina el limitador de velocidad que corta las alas de los otros M4 a 250 km/h.

Para pegar su carrocería al asfalto cuando circula por encima de los 300 km/h, BMW ha optimizado la aerodinámica de su nueva joya. Además de un imponente alerón trasero fabricado en CFRP (plásticos reforzados con fibra de carbono), también hay nuevos apéndices aerodinámicos, nuevas tomas para canalizar el aire, y también un detalle que adelanta la futura aerodinámica activa. Hablamos del labio que emerge bajo el paragolpes delantero y que genera mayor carga sobre el eje delantero a altas velocidades.

102 kilos más ligero que un BMW M4 Coupé

Ojo, porque todavía no hemos dicho que hablamos de un modelo que no es sólo exclusivo para los circuitos, sino de una versión totalmente matriculable que además se apunta a la dieta del CFRP. En este ligero material además del techo (esto es compartido con los M4 Coupé), se fabrica el capó delantero, mientras que este BMW M4 Coupé GTS utiliza más piezas de aluminio, un sistema de escape fabricado en titanio, un equipo de frenos con discos carbocerámicos y también se eliminan los asientos traseros entre otros elementos del habitáculo (echa un vistazo al detalle de los tiradores interiores, los paneles de las puertas de CFRP, no hay apoyacodos delantero…). El resultado final es una máquina que sólo pesa 1.510 kilos, lo que siginifica un ahorro de peso de 102 kilos si lo comparamos con un BMW M4 Coupé equipado con cambio DKG, si, esos de los de 88.700 euros la pieza.

Y esto traducido en lo que a todos los amantes de las prestaciones significa que este BMW M4 Coupé GTS presenta una relación peso/potencia de 3,02 kg/CV por los 3,74 kg/CV del resto de BMW M4 Coupé.

Por si todo esto fuera poco, BMW también dota a sus 700 BMW M4 Coupé GTS con una suspensión regulable, una nueva dirección electromecánica, un diferencial activo M de deslizamiento limitado, una puesta a punto específica de sus sistemas de asistencia y de unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, que tienen una medida de 265/35 R19 en el eje delantero y 285/30 R20 para el trasero. Detalle exclusivo son sus llantas en un singular color Acid Orange, que casan a la perfección con cualquiera de sus cuatro colores disponibles: Blanco Alpin, Gris Frozen, Negro Zafiro o Gris Mineral. Y por si todo ello fuera poco, también estrena unos pilotos posteriores con tecnología OLED.

Todos los M4 Coupé GTS contarán con unos deportivos asientos fabricados en CFRP y tapizados en alcántara, mismo material en el que se tapiza el volante y diversas partes de su salpicadero. Para los más «extremos» BMW ofrece si coste alguno el kit Clubsport que suma extintor de incendios de 2 kilos, barras interiores de seguridad y también los arneses de seis puntos de sujeción para quienes prefieran exprimir en un circuito todo el potencial que esconde el BMW M más salvaje de la historia. Y hablando de circuitos… Este se «merienda» el de Nürburgring en tan sólo 7 minutos y 28 segundos.