BMW M4 Competition Convertible 2022. Libre como un pájaro
510 CABALLOS Y TRACCIÓN TOTAL

BMW M4 Competition Convertible 2022. Libre como un pájaro

Tras la presentación del modelo Coupé del M4, BMW trae ahora el M4 Competition Convertible.

Santiago Casero

26 de Mayo 2021 15:00

Comparte este artículo: 0 0

El nuevo M4 Competition Convertible 2022 ya está aquí, la versión descapotable del nuevo M4, que llega con todo lo necesario que precisa un auténtico 'M' de BMW.

510 CV y tracción total

Lo primero que nos interesa de un vehículo de la división 'M' es lo que alberga en el compartimento del motor. En el caso de este M4 Competition Convertible 2022, esconde bajó el capó un propulsor seis cilindros en línea de 3 litros biturbo que genera 510 CV de potencia y 650 Nm de par motor. Esto se transmite a las ruedas mediante una caja de cambios automática de ocho velocidades y de ahí al asfalto a través del sistema de tracción total xDrive. Pero no se crean que por esto deja de ser un BMW pura sangre, pues este xDrive solo envía potencia a las ruedas delanteras cuando necesita un extra de tracción. Además, el coche cuenta con los modos 4WD, 4WD Sport y 2WD, este último permitiéndonos gozar de una tracción trasera total mediante la desactivación del control dinámico de estabilidad (DSC), lo que hará las delicias de todos aquellos con manos y agallas para cruzar su reluciente M4 Competition Convertible.

Gracias a toda esta potencia, a su caja de cambios automática y a su sistema de tracción total xDrive combinado con un diferencial M Activo en el eje posterior, el nuevo M4 Competition Convertible es capaz de cubrir el 0 a 100 en 3,7 segundos, el 0 a 200 en 13,1 y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Si queremos incrementar ligeramente esta última, podemos adquirir el Paquete M Driver opcional, que hará que la punta se eleve hasta los 280 km/h.

Pero cuando tenemos todo este arsenal bajo el pie derecho, también necesitamos tener potencia de frenado, apartado en el cual BMW no ha recortado en calidad, pues tenemos de serie discos de 380 milímetros con pinzas de seis pistones en la zona delantera y pinzas de un solo pistón con discos de 370 milímetros en la trasera. Eso sí, la firma alemana ofrece en opción dar el salto a los frenos M Carbon carbocerámicos, con pinzas que están pintadas en color dorado y con discos que aumentan en tamaño: 400 milímetros delante y 380 detrás.

Una banda sonora biturbo que mejora sin techo

En cuanto a su estética, el M4 Competition Convertible comparte, como es natural, casi todo con su hermano Coupé. Así, la gran parrilla de doble riñón que tanto revuelo causó y sigue causando en su hermano de techo rígido, se mantiene en este descapotable, a la que acompañan distintos elementos como unas luces LED de serie muy estrechas, retrovisores aerodinámicos, paragolpes con diseños muy agresivos, un difusor posterior con salida de escape cuádruple, pasos de rueda ensanchados o unas llantas de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 en el trasero. Pero lo que más destaca de un descapotable, cómo no, es su capota. En este caso BMW ha optado por una de lona o tela. Esta ha conseguido rebajar su peso un 40% respecto a la del modelo anterior, además de que hace que el centro de gravedad del coche se sitúe en un plano más bajo. Dicha capota puede plegarse o desplegarse con el simple gesto de pulsar un botón, realizando la acción en 18 segundos y pudiendo hacerse en marcha hasta velocidades de 50 km/h. El techo podrá adquirirse en dos colores y cuando está plegado, es relativamente pequeño, haciendo que el maletero del M4 Competition Convertible cuando tenemos el techo quitado, tenga una capacidad de 300 litros, lo que supone un aumento de 80 litros en comparación con su predecesor. Cuando el techo está puesto, el espacio para carga aumenta hasta los 385 litros.

Deportividad, confort y lujo

Por último, llegamos al interior. Aquí nos encontramos con un habitáculo como el que nos brinda el modelo Coupe: cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, pantalla central de 10,25, volante deportivo cubierto en cuero, detalles en aluminio, sistema de sonido Harman-Kardon...De serie tendremos los asientos deportivos cubiertos en cuero y calefactables, que además disponen de un logo iluminado en el reposacabezas. De manera opcional podemos pedir la ventilación y, por vez primera, los calentadores o sistema de calefacción para el cuello (como la bufanda de aire de Mercedes-Benz). También opcionales son los asientos bucket o tipo baquet, calefactables M Carbon, que ahorran 9,5 kilos al coche. Si queremos seguir con esta dieta de adelgazamiento, podemos adquirir el Paquete M Race Track, que reduce el peso en 25 kilos y que incluye los frenos carbocerámicos M Carbon, unas llantas M más ligeras y los asientos M Carbon tipo baquet.

En el centro de la consola encontraremos el sistema de control específico M. Aquí, un simple botón Setup nos proporciona un acceso directo a las opciones del motor, chasis, dirección, frenos y sistema de tracción xDrive.Una vez configuremos todo a nuestro gusto, tenemos dos botones 'M' que nos permiten guardar dos settings o ajustes personalizados, así cada vez que los pulsemos, el coche colocará todo a nuestra exacta exigencia para cada circunstancia.

La producción de este nuevo M4 Competition Convertible empezará en julio de 2021 en la Planta de Dingolfing de BMW. Allí también se fabrican todas las variantes del nuevo M4 Coupé, M5, M8 y el nuevo Serie 4 Convertible.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon