BMW 730i. El motor de cuatro cilindros llega a su buque insignia
TIENE 258 CV

BMW 730i. El motor de cuatro cilindros llega a su buque insignia

Definitivamente, la última generación del BMW Serie 7 estrenará por vez primera en sus casi 40 años de historia una mecánica con cuatro cilindros. Hablamos de este BMW 730i con un motor TwinPower Turbo de 258 CV.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

27 de Enero 2016 09:20

Comparte este artículo: 0 0

Hace algo más de un mes que comenzaron los rumores sobre la posible llegada de una mecánica de cuatro cilindros de gasolina bajo el capó de los nuevos BMW Serie 7. Finalmente semejante propulsor ha sido confirmado en mercados como China o Turquía, donde los nuevos BMW 730i ya se ofrecen en su página Web. Sin embargo no sería de extrañar que también se pudiera ofrecer en otro mercados, más si analizamos sus prestaciones y consumos. Y eso que por el momento el precio es toda una incógnita, aunque seguro que inferior a lo que se ofrece actualmente.

Una mecánica conocida en la marca

Los nuevos BMW 730i esconden bajo su capó delantero el propulsor 2.0 TwinPower Turbo de cuatro cilindros, una mecánica de la familia B48, idéntica a la que utilizan otros modelos del grupo como por ejemplo los MINI Cooper S o diferentes BMW, pues lo emplea desde un 225i, hasta el tecnológico BMW 740e, pues la versión híbrida de este nuevo BMW Serie 7 también apuesta por este propulsor de cuatro cilindros como pieza clave.

En este caso hablamos de nada menos que de 258 CV de potencia que se encuentran disponibles entre 5.000 y 6.500 rpm (un BMW 730d tiene 265 CV), mientras que su par máximo es de 400 Nm, también disponibles entre 1.550 y 4.400 rpm. Para incrementar su confort de marcha, BMW sólo lo ofrecerá junto al cambio automático Steptronic de 8 velocidades y no podrá equipar la tracción total xDrive. 

Prestaciones y consumos sorprendentes

El uso de la fibra de carbono y el aluminio en la nueva generación del BMW Serie 7 ha permitido rebajar considerablemente su peso y en este 730i se queda en unos ajustados 1.755 kilos lo que supone un ahorro de 75 kilos comparado con el diésel menos potente, el 730d. Gracias en parte a este peso, los BMW 730i y los BMW 730 Li (también se ofrecerá con batalla alargada) se permiten el lujo de alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h, mientras que pueden acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,1 y 6,2 segundos respectivamente (un 730d necesita también 6,1 segundos).

Si sus prestaciones sorprenden, espera a saber que firma un consumo medio de sólo 5,7 l/100 km, lo que viene a ser un litro más que los nuevos BMW 730d. También las emisiones son de 133 g/km de CO2.

Artículos recomendados

Sigue Motor16