viernes, 19 agosto 2022

El aviso de la DGT: así debes usar las luces para que no te multen

Las luces del coche no solo sirven para ver, también para ser vistos. Su uso es obligatorio por la noche y en condiciones de baja visibilidad, pero también en otras circunstancias. La DGT avisa: no utilizarlas de forma correcta conlleva multas con sanciones económicas de hasta 200 euros.

Las luces son un elemento de seguridad crucial en cualquier vehículo y también se ha convertido en una de las claves del diseño exterior de los coches. Su importancia, por tanto, es enorme. Por eso, los fabricantes dedican miles de horas cada año al desarrollo y mejora de los sistemas de iluminación de los automóviles.

En constante evolución

En los últimos años, la mejora que han experimentado las luces de los coches ha sido espectacular. Cuando aparecieron los primeros faros de xenón a principios de los años 90 del siglo pasado, los coches que los utilizaban proporcionaban mucha más visibilidad que el resto y permitían conducir de noche o en condiciones desfavorables con mayor seguridad.

Más tarde, las luces de xenón se democratizaron y llegaron prácticamente a todos los segmentos. Muchos coches pasaron a llevarlos de serie porque su funcionamiento bastante más eficaz que el de los halógenos, a pesar de que estos últimos también dieron un paso adelante en la primera parte de los años 2000.