jueves, 18 agosto 2022

Las averías más típicas del verano y cómo prevenirlas

La antigüedad media del parque móvil en España casi alcanza los 14 años, llegando a ser una de las más elevadas de Europa. Esta circunstancia, entre otras, conlleva irremediablemente más probabilidades de que un vehículo sufra averías, tal y como confirman desde el RACE, la empresa de referencia en asistencia en carretera.

Pero no vamos a poner solo esa excusa, porque lo cierto es que, a esta antigüedad, se añade también un mantenimiento deficiente y muy mejorable de los coches. Este verano 2022 seremos testigos de una prueba de fuego. Habrá récord de desplazamientos dado que tras dos años con limitaciones a la movilidad ya es posible desplazarse con total libertad por las carreteras. La DGT estima 44 millones de viajes con motivo del inicio de las vacaciones estivales solo en julio. Esto lo dice todo.

El verano exige a la maquinaria

Estos desplazamientos se producen muchas veces en condiciones que no son las mejores y, de alguna forma, empiezan a tentar al infortunio de las averías: máximo estrés mecánico, muchos kilómetros y… sobre todo, calor extremo, que afecta notablemente, en los meses de temperaturas más altas, tanto al conductor como al vehículo.

Desde la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) detallan qué componentes del coche tienen más probabilidades de fallar cuanto la temperatura exterior es elevada… y ojo porque puede que algunos de los que veremos a continuación te sorprendan.

Coches verano