Lynk&Co 02. Será un duro rival
AL VOLANTE

Lynk&Co 02. Será un duro rival

Aunque en China arrancó su comercialización en junio, a Europa no llegará hasta comienzos de 2020, poco después de iniciarse su producción en la planta de Volvo en Bélgica. Pero ya lo hemos conducido, y el 02 de Lynk&Co nos parece un sólido rival de crossovers como el Mercedes GLA.

Pedro Martín

Pedro Martín

21 de Octubre 2018 15:00

Comparte este artículo: 1 5 0

La puesta en marcha de Lynk&Co, la marca global del gigante chino Geely, sigue el calendario previsto, y siempre bajo la batuta de Volvo, que se ocupa del diseño y desarrollo de los vehículos, de la tecnología... E incluso de gestionar las fábricas de la marca, como la de Luqiao, de donde ya sale el Lynk&Co 01 -en breve también los Volvo XC40 destinados a ese país-, o la de Zhangjiakou, recientemente inaugurada y que se encargará del 03 -un sedán que no vendrá a Europa- y el 02, un crossover más corto y bajo que el SUV 01 que estará a la venta en China en junio. Pero los usuarios españoles deberán esperar más, pues ese calendario no contempla el arranque de la actividad de Lynk&Co en nuestro continente hasta comienzos de 2020, cuando se ponga a la venta el 01 de mecánica híbrida enchufable, y el 02 'europeo' -se fabricará en la planta belga de Gante, de donde sale el XC40- estará en la calle muy poco después.

Pero Motor16 ya ha podido probarlo, casi dos años antes de su lanzamiento comercial. Ha sido un corto recorrido por autovías próximas a su factoría de montaje, pero suficiente para comprobar de nuevo -ya lo hicimos en noviembre al conducir el 01- que Lynk&Co va muy en serio en términos de producto -calidad y tecnología al nivel de un Volvo-, a la espera de constatar si, finalmente, el precio es más bajo que los 'premium' a los que se enfrentará. Y el 02 pone en su punto de mira a Mercedes GLA, Audi Q3 y BMW X2. Para lograr una factura aquilatada, la casa chinosueca juega bazas como la práctica ausencia de concesionarios -seis mal contados en toda Europa- o una gama limitada a pocas versiones -unas ocho- de equipamiento cerrado, lejos de esos cientos o miles de combinaciones que permiten sus rivales.

Gran rendimiento dinámico

Y aunque a nuestro mercado vendrá sólo con mecánicas electrificadas -un híbrido enchufable, por ejemplo-, hay que conformarse por ahora con los motores convencionales de gasolina -ofrecidos ya por Volvo-, como el tricilíndrico 1.5 Turbo -en versiones de 156 y 180 CV- o el 2.0 Turbo, con sus 190 CV y que fue el probado en China. En concreto, con tracción total y cambio automático DCT7 de doble embrague. Estupendo rendimiento mecánico -motor con empuje y buen sonido, y cambio suave y ágil- para un 02 que es 23 milímetros más largo que el XC40 pero 124 más bajo, lo que refuerza un dinamismo -se restan kilos y baja el centro de gravedad- al que ayuda la deportiva puesta a punto del chasis, con suspensión firme -apenas balancea en curva-, sólida frenada -anuncia 35,9 metros para detenerse desde 100 km/h- y un tacto general 'premium': materiales y acabado, confort de marcha, buena pisada... Además, podemos elegir entre los programas de conducción Eco, Normal, Sport y Off Road, que ajustan sobre todo el tacto de la dirección.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16