jueves, 6 octubre 2022

A la holandesa: la manera más segura de abrir tu coche

Con el derecho constitucional garantizado sobre la libertad de movimiento viene incluido el modo de como quieres hacerlo. Por ello, la vía publica se abastece de coches, motos y bicis para los desplazamientos personales(ahora también los incipientes VMP). Ciertos hábitos a la hora de concluir el traslado, sobre todo por parte de los automovilistas, son susceptibles de ocasionar incidentes, en ocasiones trágicos. Abrir la puerta de tu coche cuando te vas a bajar de él, no debe interrumpir la marcha de otros usuarios, que circulan detrás de ti, por la misma vía.

Sobre las puertas abiertas del coche

las puertas del coche peligro

Este es, sin duda, uno de los accidentes más frecuentes: los impactos que se producen cuando la puerta abierta de un coche estacionado invade la vía por la que circula otro vehículo.

Según el artículo 114 del Reglamento General de Circulación, está prohibido llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de la completa inmovilización del coche o abrirlas o apearse de éste sin haberse cerciorado previamente de que ello no supone peligro o entorpecimiento para otros usuarios. En el caso de que abras la puerta en el momento en que un coche o una moto se están aproximando por la vía y sin darles tiempo para evitar la colisión, tú serás considerado responsable, porque no te has asegurado lo suficiente de que tu acción no suponía un peligro para la circulación.

En el caso de provocar un accidente o que alguno de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se percate de que un ocupante de algún vehículo se baje de el mismo sin cerciorarse previamente de la circulación de otros vehículos, la multa al respecto puede llegar a unos 260 euros.