Convencidos de que un coche sueco de calidad tiene hueco en el mercado, el sueño de Messrs Gabrielsson y Larson se hace realidad el 14 de abril de 1927: el primer Volvo, el ÖV4 o «Jakob» sale de la cadena de montaje de Gotemburgo. El vehículo, de cuatro puertas y carrocería abierta, cuenta con un motor de cuatro cilindros, dos litros y 28 CV.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la escasez mundial de petróleo, Volvo se vio obligada a fabricar una unidad productora de gas, que rápidamente se hizo muy popular. Acabada la guerra, el fabricante padeció la falta de goma y metal. La compañía supo sobreponerse a las dificultades y en 1947 eran 3.000 empleados, cifra que se dobló en 1948; 6.000 trabajadores tenía Volvo por aquel entonces.

En los años 50 los diseñadores italianos eran la referencia en la industria automovilística. Conscientes de este detalle, Volvo designó a un jefe de diseño por primera vez. Fue Jan Wilsgaard, quien combinó la inspiración italiana con la funcionalidad sueca. En 1957 la compañía tenía 13.000 empleados y una producción anual de más de 50.000 coches.

El primer premio de Volvo por la seguridad de sus vehículos llegó en 1962. Ese mismo año Estados Unidos se convirtió en el mayor mercado extranjero de Volvo. Un año después, en 1963, se alcanzaron los 20.000 empleados. En 1964 se abrieron dos nuevas plantas de producción, una den Torslanda, Suecia, otra en Alsemberg (cerca de Bruselas), Bélgica. Este último movimiento fue vital para entrar en el mercado europeo. Al año siguiente se abrió otra fábrica en Gante, Bélgica.

En los setenta, los diseños de Volvo gozaban de cierta atemporalidad, característica que atrajo a clientes de todo el mundo durante décadas. Su atractivo, según la propia Volvo, reside en sus líneas sencillas que transmiten la idea de funcionalidad. En 1978 el consejo de Volvo propuso una fusión entre Saab-Scania y la propia Volvo. La iniciativa no tuvo éxito. En los ochenta, la marca aprovechó para reestructurse de cara a poder afrontar los posibles imprevistos que le podría deparar el futuro.

En los noventa, El Volvo 850 fue el proyecto industrial más grande de la historia de Volvo Car Corporation. Este modelo ganó muchos premios por su nivel de tecnología, seguridad y diseño, y fue considerada en Italia, donde el buen diseño es un estilo de vida, como la «más bella del mundo». En 1995 se lanzan los modelos S40 y V40 en Europa, iniciando una nueva nomenclatura para los modelos Volvo. En 1998 se presenta el S80, siendo éste el vehículo más seguro en el mundo. En 1998 Volvo Automóviles se independizó del grupo AB Volvo (que continúa fabricando camiones y autobuses) y fue adquirida por el Grupo Ford.

Desde 2008 Ford llevaba negociando la venta de Volvo dentro de un gigantesco plan de reestructuración del fabricante estadounidense. Se especuló con la posibilidad de que Volvo pasara ser propiedad de Renault, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. En 2009 recibe varias pujas por la marca sueca, la más interesante de la China Geely Automobile Holdings en conjunción con un consorcio europeo de inversores. El acuerdo fue rubricado finalmente con estos últimos por 2.040 millones de dólares.

Artículo anteriorAbarth
Artículo siguienteMcLaren