Renault, es una de las mas importantes fábricas de automóviles del mundo. Fue fundada, a finales de 1898, por los hermanos Luis, Marcel y Fernand Renault en Billancourt (Seine). A los pocos años de su fundación, en 1902, Marcel Renault con un coche de esta marca ganó la carrera más importante del año, la Paris-Viena, lo que proporcionó a la marca gran prestigio. Más adelante se ganarían todavía muchas carreras como el Gran Premio de Francia, de 1906. Durante la guerra Europea Renault construyó armamento muy apreciado, en especial tanques ligeros que dieron gran movilidad al ejército, y también motores de aviación.

Sin embargo, en la segunda guerra mundial la fábrica se vio obligada a colaborar con los alemanes, lo que hizo que al terminar la contienda su director Louis Renault fuera juzgado y desposeído de todos su bienes, por lo que Renault pasó a ser propiedad estatal. A principio de 1945 se inicia una nueva etapa.En 1947 aparece el primer gran éxito de la marca con el modelo 4-4 de características muy apropiadas para la motorización de la posguerra, y en 1955, el modelo Dauphine, del que se hicieron varias versiones que obtuvieron gran éxito en todo el mundo y llegó a fabricarse en España, Argentina, Brasil, Italia, Inglaterra, etc…

Al éxito del modelo Dauphine siguió el R-8, iniciado a mediados de los años sesenta, éxito que se consolidó en el R-5 y, durante los años ochenta, con el R-11 y R-9, después de haber pasado por los modelos R-12 y R-18, etc. Renault es uno de los principales fabricantes de automóviles del mundo, con una producción anual de 1.500.000 unidades aproximadamente de automóviles, cifra que ya superaba en 1983. En 1979 se hizo con el control d ela importante sociedad americana American Motors, cuyas plantas de producción y su red de ventas utilizó par ala fabricación y venta de sus modelos construidos en EE.UU. En el terreno deportivo ha alcanzado grandes éxitos y obtenido prácticamente todos los trofeos. Fue la primera firma capaz de ofertar motores sobrealimentados por medio de turbocompresores en su vehículos comercializados y la que aportó una nueva técnica de turbos en los motores de Fórmula 1.

Sin embargo a mediados de los 80 la cosa se tuerce. La política de expansión, el gran número de efectivos y los costes elevados inciden en el desarrollo de la empresa, que en 1984 anuncia unas pérdidas de 12.500 millones de francos. La puesta en marcha de un plan de recuperación causa la pérdida inmediata de 5.000 empleos. Mientras, el fabricante centra sus esfuerzos en mejorar su catálogo con el R25, el Súper-Cinco y el Espace.

Hanon dimite en 1985 y es reemplazado por Georges Besse. Ya en 1986, y tras el asesinato de Besse a manos del grupo terrorista Action Directe, la marca vende su participación en Volvo Car. Los beneficios regresan en 1987, fecha en la que Raymond Lévy es nombrado presidente y American Motors (AMC) pasa a manos de Chrysler. Soplan nuevos vientos para el grupo, que inicia la revolución de la «Calidad total». La conversión de la Regie Nationale des Usines Renault en sociedad limitada, el acuerdo de cooperación con Volvo (que adquiere el 20% de la marca francesa) y el lanzamiento del Clio dan paso a la década de los '90.

Renault prevé una fusión con Volvo, pero abandona el proyecto en 1993. Un hecho crucial fue la privatización de la empresa en julio de 1996. Más libre, Renault entra en el capital de Nissan en 1999. Renault sigue innovando y renovándose con Mégane, Laguna… Los triunfos en Fórmula 1 refuerzan la notoriedad de la marca Renault. La Alianza Renault-Nissan se consolida y las sinergias no cesan de desarrollarse. Con las compras de Samsung Motors y Dacia, Renault acelera su internacionalización. El lanzamiento de Logan se sitúa en el núcleo de la estrategia de conquista de los mercados emergentes.

Carlos Ghosn, ya Presidente de Nissan, sucede a Louis Schweitzer a la cabeza de Renault. Pone en marcha el plan Renault Contrato 2009, que debe posicionar al grupo como el constructor europeo más rentable. En 2008, Renault prosigue su ofensiva de productos con el lanzamiento de Nuevo Mégane y multiplica las iniciativas a favor del vehículo eléctrico: colaboración con Better Place y EDF, presentación de un prototipo Scénic con pila de combustible y del concept-car Z.E. Concept. En 2011, se lanzaron los primeros vehículos eléctricos accesibles para todos: Kangoo Z.E. y Fluence Z.E. seguidos de Twizy y ZOE.

Artículo anteriorAbarth
Artículo siguienteMcLaren