Ford, fue fundada el 16 de junio de 1903 con 28.000 dólares aportados por once inversores, entre los que se incluía el socio que le dio nombre a la compañía, Henry Ford, que por aquel entonces contaba con 40 años de edad. En sus primeros años, Ford producía unos pocos coches por día en su fábrica en la avenida Mack en Detroit, Míchigan. Grupos de dos o tres hombres trabajaban con cada automóvil utilizando componentes fabricados en otras compañías.

Poco a poco, la Ford Motor Company continuaría creciendo hasta ser una de las compañías más grandes y lucrativas del mundo desarrollado, así como también una de las compañías más grandes dirigidas por una familia: la familia Ford ha mantenido el control de la compañía durante casi 100 años. Ford fue una de las empresas que logró sobrevivir a la Gran Depresión de los años 30.

En 1908, la Compañía Ford lanzó el modelo Ford T, cuya primera unidad fue fabricada en la planta manufacturera de Piquette. La compañía tuvo que trasladar poco después sus instalaciones de producción a la planta de Highland Park, más grande que la anterior, para poder satisfacer la demanda del nuevo modelo T. Hacia 1913, la compañía había desarrollado todas las técnicas básicas de línea de producción y producción en masa.

Ford creó la primera línea de producción móvil del mundo ese año, la cual redujo el tiempo de ensamblaje del chasis de 12 horas y media a 100 minutos. El primer modelo diseñado y realizado para Europa fue el Ford Y 8 HP.

Ford creó una filial británica en 1909 y comenzó a fabricar sus modelos en Trafford Park en 1911. En 1923 creó una nueva fábrica en Dagenham. Después de la Segunda Guerra Mundial, Ford compró fábricas en Walthamstow y Langley. En 1961, la Ford Motor Company compró todas las acciones de la filial británica. En la década de 1960 se incorporaron fábricas en Halewood, Basildon, Swansea y Cork.

En Alemania, Ford fabricó automóviles en Berlín desde 1926 hasta 1931. En 1931 comenzó a fabricar modelos en Colonia. Los modelos alemanes y británicos competían entre sí en los demás países de Europa. En 1964, Ford inauguró una fábrica en Genk (Bélgica). En 1965 lanzaron el primer modelo desarrollado en conjunto, la furgoneta Ford Transit. En 1967, las filiales alemana y británica de Ford se fusionaron bajo la denominación Ford Europa, a la vez que lanzaron el Ford Escort. En 1976 ingresaron en el segmento B con el Ford Fiesta, e inauguraron una fábrica en España.

En 2005, debido a la gran crisis económica, el valor de los bonos de Ford y General Motors en bolsa, se degradadan y caen por los suelos. En la segunda mitad de 2005, el presidente Bill Ford, para desarrollar un plan que devuelva la compañía a la rentabilidad, presenta “The Way Forward”. Este plan incluye el cambio de tamaño de la empresa para que coincida con la realidad del mercado, dejando caer algunos modelos no rentables e ineficientes, la consolidación de las líneas de producción, el cierre de catorce fábricas o la reducción de puestos de trabajo. Con la entrada del nuevo milenio, Ford inauguró fábricas en Turquía, Rusia y Rumania. En 2013 Ford dejó de fabricar automóviles en el Reino Unido, aunque mantiene fábricas de motores y transmisiones, y en 2014 cerró la fábrica de Genk.

Artículo anteriorAbarth
Artículo siguienteMcLaren