jueves, 18 agosto 2022

Kia EV6 GT. Palabras mayores


Es tal la confianza que tienen en Kia que se lanzan, sin dudarlo, a hacer demostraciones de poder, a retos de esos que se explican con una pregunta: ¿Y por qué no? Y es que la evolución de Kia ha sido tan brutal que parece imposible que hace 25 años estuvieran llegando a Europa con una productos cuando menos manifiestamente mejorables… Y hoy decidan retar a marcas premium para competir en igualdad de condiciones con ellas en muchos aspectos. Y este Kia EV6 GT es uno de ellos.

El Kia EV6 GT acelera como un poseso

Esa tranquilidad y relajación se acaban cuando llegamos a la pista de pruebas. Ahí descubrimos lo que realmente hace especial a este coche. Unas vueltas al circuito, plagado de curvas con apoyos constantes y cambios de dirección a buen ritmo nos muestran el aplomo que tiene. Hace el recorrido con total nobleza, sin descomponerse en ningún momento. Y cuando llegas a la recta se propulsa instantáneamente en cuanto hundes el pie en el acelerador, con un empuje infinito, casi inacabable.

Para ver su capacidad de aceleración en una recta preparada para ello, pulsamos el botón GT, pie a fondo sobre el acelerador e inmediatamente sales autopropulsado. No tenemos el dato de en cuanto hemos hecho el 0-100, pero la sensación es de un suspiro.

Una zona mojada nos permite controlar el deslizamiento del coche y ahí apreciamos su gran nobleza. Aunque hay que ser muy delicados con el acelerador pues en cuanto entras un poco más rápido de la cuenta, trompo garantizado.

Para conseguir sacarle el rendimiento que anuncia necesitaríamos un circuito o una autobahn alemana… Y muchas horas al volante para tratar de estar a la altura. Pero como primera toma de contacto, este Kia EV6 GT nos ha vuelto a demostrar que en la marca coreana andan sobrados de autoestima, y que cuando se atreven con algo es porque saben que son capaces…