martes, 4 octubre 2022

La guerra entre Citroën y Polestar ha llegado a su fin

Raro es el mes en el que la compañía sueca Polestar no saca pecho de su interesante número de ventas a nivel mundial. Y es que la firma no para de crecer y cada mes es mejor que el anterior. Toda una proeza teniendo en cuenta como se encuentra el mercado. Pero también hay que hablar que es una marca joven y con un claro potencial de cara al futuro.

Sin embargo la búsqueda de dominar el mercado de los vehículos eléctricos y de pasar por encima al gigante de California, Polestar lo está fraguando sin vender coches en un importante país europeo. Hablamos de Francia, porque allí la casa sueca no ha podido matricular ni uno de sus sensacionales Polestar 1 o Polestar 2.

Desde 2020 Polestar no puede vender coches en Francia

2022 emblemas citroen polestar 2 Motor16

Y es que cuando arrancaron su andadura comercial en 2020 se toparon con la denuncia de Citroën ante un tribunal francés. Este dictamino que el emblema de Polestar era un clon del legendario doble chevrón utilizado por la casa francesa desde su nacimiento.

Aunque ambos emblemas son completamente diferentes, lo cierto es que ambos están compuestos por dos chevrones (en un principio incluso se habló de que el problema venía por parte del logo usado por DS). Y esto ha sido más que suficiente para comenzar una larga batalla legal entre ambos fabricantes. Polestar ha sido la gran perdedora ya que ese tribunal prohibió las ventas de sus modelos en Francia. Tanto es así que todo aquel que deseara visitar la página Web de Polestar en Francia se encontraba con un mensaje que decía: «El acceso al sitio de Polestar no es accesible para el público francés debido a restricciones territoriales en el uso de marcas registradas francesas N° 016898173 y N° 01689532».

Citroën quería extender su denuncia fuera de Francia

2022 emblemas citroen polestar 3 Motor16

Y tras dos años de dura batalla, Le Monde ha informado que las dos firmas han puesto fin a esta disputa. Y aunque no hay declaraciones explicitas sobre el cambio de rumbo de la firma del doble chevrón, un portavoz de Citroën dijo a la publicación: «Las quejas han sido retiradas. El caso está cerrado».

No está claro si Polestar ha tenido que pagar un ‘peaje’ para hacer desaparecer este contratiempo, pero los chicos de Automotive News Europe indicaron que a comienzos de este mismo año, Citroën «solicitó a un tribunal europeo que expandiera [el fallo francés] en toda la UE». Y esto puede que haya empujado a Polestar a llegar a un acuerdo. Sin embargo los detalles de ese acuerdo parece que nunca saldrán a la luz.

Ahora que la batalla entre Citroën y Polestar ha finalizado, esta última llegará a Francia. Entonces el éxito de ventas de la sueca continuará creciendo, porque en el país vecino las ventas de vehículos eléctricos e híbridos representaron cerca del 40% de las ventas de automóviles nuevos durante el primer trimestre del año.