Divina proporción. Toyota se ha tomado al pie de la letra lo de centrar masas. Así ha conseguido una dinámica extraordinaria para divertirte todos los días

Artículo anteriorPrueba Toyota GR Supra exteriores 2
Artículo siguientePrueba Peugeot 2008 Puretech 130 GT Line interiores 2